La 'aleta de tiburón' permite soñar a Alonso con la séptima plaza en el GP de España

Por lo demostrado ayer en el tercer día de tests en Montmeló, las mejoras del nuevo R28le han sentado bien a Fernando Alonso.

El asturiano puso neumáticos slicks en su Renault R28 y el exceso de adherencia con el que se encontró le vino a la perfección a su pilotaje. Fue el más rápido de la sesión... con las ruedas lisas.

Según un análisis del diarioAs, con máxima carga y adherencia, la progresión del R28 es la más grande de todos los coches en pista. Con los neumáticos que llevará el día 27 en el GP de España, la secuencia fue bastante buena y más regular que en los test del pasado invierno. Según el asturiano, la tapa motor sólo es verdaderamente efectiva con bastante aire en pista, porque la forma de vela encauza mejor el viento hacia el alerón trasero. Lo que de verdad ha mejorado el comportamiento es la suspensión inercial o de amortiguador en J.

A la par con Red Bull y Toyota

Las mejoras del R28y su mejora en 4 décimas por vuelta no sirven para despegarse del todo de Red Bull y de Toyota, pero sí para estar a la par.

Alonso tendrá que pugnar duro por la séptima plaza de la parrilla en Barcelona con Webber y Trulli. Williams andará cerca.
Mostrar comentarios

Códigos Descuento