Fernando Alonso
Fernando Alonso, durante el Gran Premio de Spa. EFE

El piloto Fernando Alonso (Renault), que el próximo fin de semana disputará el Gran Premio de Italia, cree que su escudería puede terminar el año muy fuerte, como ocurrió el pasado año: "Tenemos un coche competitivo, pero no hemos podido demostrar su verdadero potencial. Habíamos mostrado que éramos rápidos en Nurburgring, Budapest y Valencia, pero por varias razones no hemos podido sumar los puntos que deberíamos, sin embargo sigo mirando adelante y trato de mantener una actitud positiva y creo que podemos terminar el año muy fuertes", comenta Alonso.

Con respecto al escenario del próximo Gran Premio, el Autódromo Nacional de Monza, dice que "es una pista especial, la mas rápida del año y el coche lleva muy poca carga aerodinámica, por lo que el comportamiento del mismo es extraño, muy ligero y te falta agarre en las curvas".

Señala Fernando Alonso que "otros años entrenábamos en Monza antes de la carrera, porque se necesitan unos reglajes especiales para el coche, pero como no podemos hacerlo el viernes tendremos mucho trabajo para encontrar un buen equilibrio. Se necesita un coche que sea rápido en la recta y estable en las frenadas y en los pasos por los bordillos de las variantes".

Por último, sobre el Gran Premio de Bélgica en el que tuvo que abandonar, señala que "fue frustrante perder otra buena oportunidad de luchar por el podio y sumar unos puntos importantes. Es cierto que en la clasificación el coche no estuvo muy bien, pero en carrera era mas competitivo y las cosas se presentaban bien hasta mi primera parada, cuando nos dimos cuenta de que el coche estaba dañado".