Fernando Alonso
Fernando Alonso, con su casco personalizado. (Efe)

Alonso cambiará de táctica de aquí a lo que resta de temporada. Será un 'nuevo Alonso' para las nueve fechas que le quedan al Campeonato.

La idea es llegar a ser un piloto más parecido al infalible y prudente que se vio en Silverstone, que al ambicioso pero arriesgado de carreras como Canadá y Mónaco. "En Canadá y Mónaco intenté cosas que no salieron y ahora el objetivo era acabar y conseguir puntos", fueron las palabras de Alonso.

Ahora el objetivo era acabar y conseguir puntos

Con el objetivo de poner a Renault a continuación de las tres escuderías que mandan en el campeonato de constructores (Ferrari, BMW y McLaren), el asturiano ya no quiere más juegos y apuestas imposibles. Lo dijo tras la carrera del domingo porque también quiere poner orden al recuento individual. Detrás de los seis pilotos de los equipos grandes, el lugar donde pretende colocarse Alonso, están Trulli (20 puntos) y Webber (18), que mejoran los 13 del asturiano. "No hay que obsesionarse. Debemos sumar todos los puntos que podamos para ser los cuartos por equipos al final del año", dice.

En la F-1 sólo valen los números 

La Fórmula 1 es un deporte de pura estadística. Diversas publicaciones recogen los resúmenes anuales que añaden a los anteriores para elaborar interminables clasificaciones históricas. Y ahí sólo valen los números. Pesa y mucho la estadística, que también vale cada año a la hora de negociar contratos, derechos de televisión o alquilar unos pocos centímetros cuadrados en el mono o en el coche de la escudería.