Alonso mete la QUINTA
El piloto asturiano Fernando Alonso gesticula con su mano señalando su quinta victoria de la temporada. EFE
Fernando Alonso fue ayer profeta en la tierra de Renault y consiguió en el GP de Francia de F-1, que se disputó en el circuito de Magny Cours, su quinta victoria de la temporada (sexta de su carrera) en una prueba que dominó de principio a fin.
 
Tras el fiasco de Indianápolis, y a falta de nueve pruebas para la conclusión del mundial, el piloto asturiano es más líder, ahora con 24 puntos de ventaja sobre el segundo, el finlandés Raikkonen (McLaren), que salió decimotercero y acabó segundo.
Además, Alonso, que lució obligado el logotipo de París 2012, aunque lleva a Madrid en el corazón, logró que la escudería francesa volviera a vencer, 22 años después de que lo hiciera Alain Prost, en el trazado de Paul Ricard, en su gran premio nacional. El alemán Schumacher (Ferrari) refrendó su mejoría con la tercera plaza.
 
Salida impecable
 
Como no podía ser de otra manera, Fernando Alonso –ayer Alonso I el Intratable– aprovechó la pole para realizar una salida impecable y poner asfalto de por medio con los monoplaza de Trulli, Schumacher y Barrichelo. Raikkonen, su principal amenaza, iba ganando puestos, pero nunca inquietó al español. Pese a su ventaja, el asturiano no se relajó y comenzó a doblar pilotos. Sólo Raikkonen y Schumacher resistieron el ritmo.
 
«Quién me iba a decir que íbamos a conseguir cinco victorias este año»
FERNANDO ALONSO