20MINUTOS.ES

El nuevo coche de Fernando Alonso, McLaren-Mercedes, se presentó de forma oficial el lunes en Valencia en un acto que tuvo de todo.

Todo empezó poco después de las 19:30 horas.

Encabezando una fila casi interminable de flamantes Mercedes descapotables, Fernando Alonso y Lewis Hamilton llegaron a la Ciudad de las Artes y las Ciencias de Valencia.

Valencia se volcó con Alonso. El asturiano no paró de saludar durante todo el recorrido e incluso se paró en varias ocasiones para recibir el calor popular.

La gente estaba entusiasmada: aplaudió sin descanso al paso del campeón del mundo de Fórmula-1.

La gente estaba entusiasmada: aplaudió sin descanso al paso del campeón del mundo de Fórmula-1

"Ruido ensordecedor"

Pasadas las 19:45 horas, Alonso llegó a la Ciudad de las Artes y Las Ciencias. Tras las consabidas fotos, se encendieron los motores de los nuevos McLaren.

Durante diez minutos, entre las 20:05 y las 20:15 horas, Alonso y Hamilton recorrieron con sus nuevos coches el circuito urbano acondicionado para la ocasión.

Los dos pilotos de McLaren deleitaron a los aficionados con trompos, quema de gomas y derrapes.

El Mclaren atronó Valencia. Una aficionada dijo que en su vida había oído "un ruido tan ensordecedor".

Tras la exhibición Alonso volvió al recinto de la Ciudad de las Artes y las Ciencias y charló unos minutos con el presidente de la Generalitat, Francisco Camps.

El campéon español dirigió unas palabras de agradecimiento al público asistente.

A continuación actuó El Circo del Sol.

Música y fuegos artificiales

Tras el deporte, llegó la música. La organización tenía preparado un espectáculo con fuegos artificiales, música y baile.

El colorido dio paso a uno de los momentos más intensos de la noche: el levantamiento de la lona que cubría el nuevo McLaren para que el público asistente lo admirara.

Aunque el nuevo coche ya había sido visto antes, pues por la mañana fue presentado a la prensa, la presentación resultó muy efectiva.

Se preveía una de las presentaciones más espectaculares que ha habido en la Fórmula-1. Y así fue.

Tras los actos, la organización invitó a mil personas a una cena.