Fernando Alonso
Alonso saluda a su llegada al circuito malayo. (Efe) Efe

Fernando Alonso todavía no se ve capaz de plantar cara a los Ferrari en el GP de Malasia, que se disputa este fin de semana en Sepang. El piloto asturiano sabe que McLaren ha mejorado desde la última carrera de Australia, pero reconoce que aún queda mucho trabajo por hacer.

"Creo que para esta carrera todavía no se puede ganar a Ferrari. Se han probado algunas mejoras que igual están listas en un mes o algo así y es posible que entonces veamos un mayor rendimiento que ahora", explicó.

Hay que ser realistas y, a día de hoy, Ferrari está por encima

Para el piloto español, la superioridad de Ferrari es algo que entraba en sus planes: "Hay que ser realistas y conscientes de que Ferrari, a día de hoy, está por encima. Eso tampoco es una sorpresa, estamos al principio de la temporada, Ferrari es el único que tiene continuidad de las revoluciones del motor a 19.000 solamente y de los neumáticos"

La gran baza de Alonso pasa por completar una buena sesión de calificación y lograr un buen puesto en la parrilla de salida: "Quizás a una vuelta somos más competitivos que en las tandas largas y depende de las estrategias y todo, para que el sábado podamos estar cerca de ellos".

Los entrenamientos han ido regular

Alonso destacó también que las pruebas realizadas por McLaren la semana pasada en Sepang "podían haber ido mejor" en algunso aspectos: "Ha habido cosas que hemos probado y de las que no hemos tenido una respuesta concluyente de lo que esperábamos. Luego hay otras que han salido muy bien, por tanto creo que algo se ha mejorado el coche".

El asturiano se mostró comprensivo con la decisión de McLaren de trabajar con Lewis Hamilton en Sepang en detrimento suyo: "Hamilton no conocía el circuito y por lógica era mejor dejarle más días para que se adaptara al trazado lo mas rápido posible. En las próximas pruebas, que son en Barcelona, las haré yo, que ya conocía el circuito de Malasia".

Alonso aseguró que no ha seguido ningún entrenamiento específico para adaptarse al calor y a la humedad de Malasia: "Llegué el martes por la noche desde Inglaterra y he estado en el hotel hasta hoy, haciendo ejercicios en el gimnasio y nada más".

Para el español es normal la expectación que levantó el tercer puesto logrado en Australia por su compañero Hamilton: "Cuando al principio lo haces bien todo se exagera, pero cuando lo haces mal también. Hamilton también tiene que estar preparado para cuando quede quinto o sexto".