Fernando Alonso, 24 Horas Le Mans
Fernando Alonso, en las 24 Horas de Le Mans. JEAN-PIERRE ESPITALIER / ACO

El piloto español Fernando Alonso se mostró contento por la experiencia extraída este miércoles por la noche de correr con su Toyota Hybrid sin luz natural, un reto que tiene que afrontar como mínimo una vez en las 24 horas de Le Mans, carrera que se disputará este fin de semana.

"Hoy hemos tenido dos buena sesiones, por la tarde y por la noche, probando neumáticos, porque las condiciones son muy diferentes respecto a las pruebas que hicimos hace unas semanas aquí, ya que hizo más calor", señaló a la salida del garaje de madrugada, cuando acabó la primera sesión de clasificación en el circuito de La Sarthe.

De su experiencia conduciendo el prototipo por la noche, señaló: "Hemos hecho las vueltas mínimas y sobre todo para tener puntos de referencia en las frenadas, ya que hay algunas curvas que se ven menos. Tenemos mucho que aprender y que progresar".

Acerca de las vueltas que dio, Alonso reconoció que le habían dicho que era más fácil que lo experimentado en los ensayos en otros circuitos, al subrayar que en Le Mans "hay un poco más de luz que en otros trazados".

El piloto español consideró que el tráfico por la noche "es más fácil" de afrontar que con luz natural. Además, recordó que esta época del año "la noche va a ser más corta", y dijo que no sabe qué stint (etapa) nocturno le tocará pilotar.

Impredecible

"Lo que sí tengo claro es que hay que evitar meterse en líos. He visto un trompo delante mío que casi se llevan a un coche de la categoría LMP2 y he pensado que podría haber sido yo", recordó. "La noche es un desafío, pero lo más importante hoy es la puesta a punto que hemos hecho", añadió, además de apuntar que en las sesiones de este jueves para buscar la vuelta rápida de cara a la parrilla de salida del sábado no la afrontará él, sino su compañero japonés Kazuki Nakajima.

Sobre la carrera, Alonso dijo que es "muy larga" y que no se puede "predecir nada", y especialmente en esta carrera, "porque puede pasar de todo".

Antes de afrontar la jornada de trabajo de este miércoles en la pista, Alonso señaló que no tiene mucho interés en perseguir la Triple Corona (ganar las 24 horas de Le Mans, las 500 Indy y el GP de Mónaco). "Lo que buscamos en el equipo es el mundial de resistencia y queremos ganar en Le Mans. Este es un supercamponato, con dos carreras en Le Mans. Queremos ganar tres cosas, o dos como mínimo", subrayó el piloto.

Y de Le Mans, volvió a ensalzar todo lo que atañe a la carrera, más allá de la competición en la pista. "Aquí no solo está la carrera en la pista, está el ambiente que hay y el calor de la gente, que llevan haciéndolo durante mucho años. Sientes por el ambiente lo emocionante que es esta carrera", destacó.