Tras su cuarto puesto en Australia, Fernando Alonso se mostró muy contento en las declaraciones que hizo a Telecinco y dio su visión sobre el inesperado adelantamiento a Heikki Kovalainen, su sustituto en McLaren.

"Sí, otro que pulsa el limitador. Fantástico Fue mi mejor adelantamiento del fin de semana", señaló el piloto asturiano con una amplia sonrisa cuando Víctor Seara, uno de los periodistas de la retransmisión televisiva, le preguntó sobre la pasada en la recta de meta al piloto finlandés.

En las últimas vueltas, Kovalainen iba quinto y acechaba a Alonso, que se defendió con uñas y dientes. Pero el McLaren era más rápido que el Renault y finalmente le adelantó. Sin embargo, en la última vuelta cuando Alonso iba detrás Kovalainen frenó sin querer -al parecer por pulsar el botón del volante del limitador de velocidad (usado en boxes)- y perdió durante un instante la velocidad. Lo justo para que le pasara el asturiano.

La versión oficial del error de Hamilton en Brasil no era que pulsó el limitador, pero Alonso sí le equiparó a Kovalainen

Alonso le adelantó en esa última vuelta conservando el cuarto puesto, pero en sus comentarios posteriores a la carrera se acordó del incidente de Lewis Hamilton en Brasil, en el gran premio definitivo del año pasado y que le dio el título a Raikkonen.

Mucho se habló de qué le había pasado cuando su coche pareció frenar inesperadamente y, a pesar de que se pensó que había pulsado el limitador de velocidad, la versión oficial de McLaren era que eso era imposible. Ese error es considerado entre los pilotos como un error infantil, de bulto.

Alonso no se olvidó de ello para comparar a Hamilton con Kovalainen. Precisamente un minuto antes, los comentaristas de Telecinco, que contaban con la presencia de Pedro de la Rosa (probador de McLaren) comentaron eso mismo con un tono algo jocoso. De la Rosa reaccionó rápidamente diciendo que ése no fue el error de Hamilton en Brasil y los periodistas lo aceptaron. Sin embargo, poco después Alonso sí recordó el fallo para equipararlo al de hoy de Kovalainen.

Por lo visto el domingo, Alonso no va a olvidar todo lo vivido en McLaren y será un duro rival para la escudería británica, tanto dentro como fuera de la pista. El piloto de Renault también habló de su cuarto lugar: "Saliendo el undécimo no me lo esperaba. Esto sabe muy bien, todas las simulaciones de carrera (el programa informático que estudia qué puede pasar) nos daban octavos o novenos como mejor resultado".

"Tuvimos suerte"

"Nos perjudicó la primera salida del coche de seguridad. Me dijeron que esperase para entrar en boxes y creo que llegué con 200 gramos de gasolina, al borde de la penalización", comentó Alonso.

Tengo dudas sobre el coche, nos costaba muchísimo trabajo estar detrás de otros monoplazas

"Pero tuvimos suerte con el abandono de Kubica y el de Bourdais, así que la mala y la buena suerte se compensaron", apuntó.

Su semblante cambió cuando habló del monoplaza Renault. "Tengo dudas con el coche, nos costaba muchísimo trabajo estar detrás de un BMW, Toro Rosso o el Williams. Siempre estuve detrás de alguien. Hay que trabajar muchísimo", señaló.

Kovalainen lo reconoció

Heikki Kovalainen admitió el error que cometió después de sobrepasar a Fernando Alono: "Pulsé el limitador de velocidad y Alonso me pasó", reconoció.

El finlandés no se mostró del todo satisfecho por el resultado final de la carrera: "Estoy contento por el inicio, pero admito que también un poco decepcionado después del fin de semana que habíamos cuajado hasta la prueba" a la vez que se lamentó por lo inoportno que le resultó las salidas del safety car pues "me privaron de acabar más arriba".

"Hay que estar satisfechos, pero nada más"

En declaraciones a más medios, Alonso se mostró prudente y quiso restar el optimismo por el cuarto puesto. "Hay que estar satisfechos por el resultado, pero nada más, hay que estar preocupados por cómo ha sido", comentó.

"Está muy bien el cuarto, muy contentos todos, pero si seguimos así, sin hacer nada, la decepción nos la vamos a llevar tarde o temprano, quizás el próximo fin de semana, cuando acaben los coches buenos de verdad, cuando acaben los dos Ferrari, los dos BMW y gente así", añadió. 

El asturiano relató todo lo que le falta mejorar al Renault:  "Si, un poco de todo, un poco de motor, un poco de aerodinámica, el coche va muy frenado en las rectas, tenemos que poner mucho alerón para que el coche agarre en las curvas y luego en la recta corremos menos".

El coche va muy frenado en las rectas, tenemos que poner mucho más alerón para que el coche agarre en las curvas

Alonso apuntó que sólo esperan mejoras en Barcelona: "Pero en Barcelona hay que tener en cuenta que todo el mundo mejora, es la cuarta carrera. Nosotros manejamos más o menos, entre tres o cuatro décimas más para Barcelona, pero va a ser prácticamente para todos lo mismo, hay que buscar algo más que eso. Para Malasia y Bahrein el coche va a ser el mismo que este fin de semana y eso no va a ser suficiente".  

También explicó cómo adelantó a Kovalainen y Raikkonen: "Estaban peleando ellos en aquella curva, sabía que Heikki lo iba a intentar y entonces cuando vi que entraban muy cerrados, los dos por el interior, sabía que iban a tener una salida de curva más lenta, intenté aprovechar, me subí un poco por el piano, el coche patinó y seguí a tope con el acelerador, dejé medio neumático allí pero bueno, conseguí adelantarlos y luego no sabía si iba a poder mantenerlo o no, pero al final me pasó, lo pasé yo otra vez, fue emocionante esas últimas vueltas y ese adelantamiento también, porque fue dos en uno".