Fernando Alonso
Fernando Alonso camina en el paddock del circuito de Montmeló (REUTERS). REUTERS

Christian Silk, el ingeniero jefe para los ensayos de Renault, se mostró prudentemente optimista de cara al primer Gran Premio de Australia (16 de marzo), aunque admitió que todavía queda trabajo por hacer.

"Hemos completado un largo programa de trabajo durante estos tres días de Montmeló y somos bastante ambiciosos después de los resultados obtenidos", explicó Silk.

El técnico de la escudería gala apuntó, no obstante, que los ingenieros y mecánicos del equipo tienen ahora mucho trabajo por delante: "A partir de hoy tenemos que ajustar al máximo los dos coches a las características del circuito de Melbourne. Hemos estado entrenando dos semanas seguidas en Montmeló y casi no hemos tenido tiempo para analizar los datos".

Fernando Alonso viajará a Australia a finales de la próxima semana para realizar trabajo físico y aclimatarse al cambio horario. El equipo Renault, por su parte, continuará trabajando en la evolución del R28 en las fábricas de Enstone y Viry-Châtillon.