Hamilton, Alonso y Kimi
Hamilton, Alonso y Kimi, soñadores y protagonistas. efe

Los tres candidatos al título mundial del Mundial de Fórmula Uno se irán a la cama con la idea de soñar, ya que, desde hace dos semanas, las cuentas nos dieron la oportunidad de navegar entre la realidad y lo onírico para situar a Fernando Alonso en lo más alto de la clasificación.

Por ello, los sueños se convierten en realidad siempre que las matemáticas lo permitan, por lo que los tres elegidos vivirán esta noche su pequeña historia.

El asturiano soñará con la avería de Hamilton. Él mismo lo dijo en rueda de prensa y, si deseas mucho algo, al final se acaba cumpliendo. Por ello, esta noche el asturiano cerrará los ojos bien fuerte para pertrechar sus deseos en el mundo paralelo de los sueños. La diferencia viene en que Alonso no desea que el McLaren de su compañero se pare, sino que sea la grúa o la mano oculta de la FIA la que se averíe por completo y permita que una carrera transcurra sin alteraciones externas.

Hamilton, en la Play

Por su parte, Hamilton confía en que todo le vaya como hasta ahora. Además, este circuito no lo conoce por lo que, en sus sueños, tal y como viene señalando en sus declaraciones toda esta semana, será una carrera como en el simulador, sin coches, sólo curvas.

Kimi y el choque

Raikkonen, el tercero en discordia, mucho más frío y con menos cosas que perder, se aferrará a la épica propia de los sueños para desear una colisión. Más de uno considerará que esta opción es la menos descabellada y la más fácil de realizar.

Pero nadie dijo que los sueños no se puedan realizar... Porque esta noche todos serán campeones.