Fernando Alonso
Fernando Alonso tras su retirada en el circuito de Fuji. (Efe)

Fernando Alonso atendió a la prensa poco después de la fatal carrera en Japón que da casi al traste con su tercer título consecutivo en favor de su compañero Lewis Hamilton. No se le notó afectado, fue frío.

"Todavía no es fácil pensar. Fue una carrera con muchos riesgos y situaciones complicadas y tuve la mala suerte de encontrarme con el muro", aseguró el asturiano, quien no se mostró optimista respecto al Mundial.

"Bueno, no tiro la toalla pero hay que ser realistas. El Mundial está muy difícil -quedan dos carreras y hay 12 puntos de diferencia con respecto a Hamilton- y habría que recortar 6 puntos en cada carrera. Está muy complicado y se necesitaría prácticamente un abandono de Hamilton. No ha abandonado en todo el año y a lo mejor llega ahora. Habría que ganar las dos carreras que quedan y que el hiciera dos quintos", afirmó Alonso.

Hay que esperar casi un milagro para tener opciones de ganar

El piloto español se tomó la situación con estoicismo. "Ahora hay que hacer el máximo y correremos con menos presión, esperando un milagro, casi un abandono", apuntó.

También le preguntaron si estaba triste, si era uno de sus peores días. Alonso fue directo y contundente, quizá ahí es donde salió toda su flema. "No, he tenido momentos peores. Los momentos más tristes cuando perdía era cuando corría en karts y tenía que seguir corriendo. Ahí sí tenía que ganar para seguir en esto, aquí me pagan igual y sigo viviendo igual", aseguró.

Así vio su salida de pista

"En uno de esos 'aquaplanning' he tenido la mala suerte de encontrarme con el muro. Cuando estaba en la pista no veía nada de lo que tenía delante. El problema era acercarse, tenía que levantar el pie porque no veía a Hamilton".

"Luego tuve el toque con Vettel... No sabía cómo había quedado el coche y lo vi luego en una repetición por la tele. Sí, el coche tras el repostaje con una carga de 90 ó 100 kilos iba despacio y los neumáticos delanteros se fueron destrozando. Luego quedaron como slicks y pude ir más rápido. En el accidente se iban de atrás, pero no sabía lo que podía tener", declaró Alonso.