Fernando Alonso durante la rueda de prensa que ofreció en Melbourne.
Fernando Alonso durante la rueda de prensa que ofreció en Melbourne. Mark Horsburgh/REUTERS

Cuando faltan apenas unas horas para que empiece la temporada de Fórmula-1, Fernando Alonso fue la máxima atracción en la rueda de prensa por la FIA previa al incio de los entrenamientos libres del Gran Premio de Australia.

El doble campeón del mundo declaró que no echará de menos al alemán Michael Schumacher, retirado al final de la pasada temporada tras dieciséis años en la Fórmula Uno.

"No sé qué contestar, pero creo que no, que no le echaré de menos", contestó Fernando Alonso a una pregunta al respecto, mientras el brasileño Felipe Massa, presente también en la conferencia de prensa, manifestaba lo contrario.

Fernando Alonso también se mostró escéptico sobre la posibilidad de hacer carreras por la noche: "Ya lo probé en Valencia en la presentación del coche en el mes de enero y se veía muy mal. Me cuesta creer que se puedan poner luces lo suficientemente potentes como para que se vea todo bien".

Para ver el potencial real de los coches habrá que esperar tres o cuatro carreras

Sin embargo el piloto asturiano añadió que "muchas veces la Fórmula Uno sorprende".

"En cualquier caso, creo que es muy difícil decir algo hasta que lo hayamos probado", añadió.

Sorpresas

Sobre el Gran Premio de Australia que se inicia el viernes con dos sesiones de entrenamientos libres dijo que "nunca se sabe que puede ocurrir en la primera carrera, es muy diferente a las demás y puede haber sorpresas para todos. Para ver el potencial real de los coches", apuntó, "habrá que esperar tres o cuatro carreras".

Señaló que "es difícil interpretar lo ocurrido en las pruebas invernales, aunque hay que reconocer que Ferrari parece que está muy fuerte".

"Pero nosotros estamos muy confiados y hemos mejorado el coche desde las últimas pruebas de Bahrein para esta carrera de Melbourne y somos muy competitivos", aseguró.

Debutó en Australia

Alonso recordó su debut en este mismo circuito hace seis años. "Era la primera vez que me sentaba en el coche, ya que Minardi no hizo entrenamientos invernales, porque no tenía coche, incluso el coche se terminó de montar la noche anterior al inicio de los entrenamientos libres"

"Recuerdo el "pit lane" y que no conocía todos los botones y los interruptores del volante y eso fue estresante", añadió el ahora dos veces campeón del mundo de Fórmula Uno.

McLaren y Renault

Sobre las diferencias que ha encontrado entre Renault y McLaren, comentó que "al final, todos los equipos de Fórmula Uno son muy parecidos, muy profesionales, todos muy buenos en su trabajo y todos luchan por la victoria".

"Aquí se mueve mucho dinero, hay muchos intereses, nadie puede perder el tiempo. Más o menos es todo lo mismo", señaló.

Aquí se mueve mucho dinero, hay muchos intereses, nadie puede perder el tiempo

Los neumáticos

Sobre los neumáticos Bridgestone que equiparán todos los coches y si piensa que puedan beneficiar a Ferrari, que ha trabajado con la casa japonesa los último siete años, dijo: "Es una pregunta que todos se hacen y que veremos. Seguro que tienen mucha experiencia con esos neumáticos".

"Nosotros hemos pasado casi todo el invierno intentando acomodarnos a ellos, intentando hacer el coche a medida de los neumáticos, y seguro que ellos no estuvieron tanto tiempo haciendo esto".