Fernando Alonso, totalmente derrotista

  • Tras el Gran Premio de Bahrein, no ve visos de cambios.
  • "En Barcelona no van a cambiar las cosas", dice el asturiano.
  • "Que nadie espere milagros", sentencia.
  • Especial Fórmula 1: todo lo que pasó en Bahrein.
Alonso, en Bahrein
Alonso, en Bahrein
REUTERS

Fernando Alonso ha cambiado definitivamente el discurso. Si en este campeonato siempre había apostado por un tono optimista, ahora, tras la disputa de cuatros grandes premios, el asturiano se muestra más decepcionado que nunca.

Tras acabar el del Bahrein, donde quedó octavo y consiguió un punto para la general de pilotos, el piloto de Renault se muestra totalmente desanimado de cara a las siguientes carreras.

Sabe que tiene coches más rápidos que el suyo. "Que nadie espere milagros en la carrera porque adelantar a los coches que salen por delante depende únicamente de que haya algo extraño o tengan algún problema. Si todo resulta normal, irán más rápidos que nosotros".

Además, de cara a la siguiente carrera, en Montmeló, no espera estar entre los de arriba. "Habrá algunas piezas nuevas, pero los demás también lo harán, así que no cambiarán mucho las cosas".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento