El piloto de Renault Fernando Alonso aseguró tras su victoria en el Gran Premio de Japón que "está en una nube", ya que este triunfo, el segundo consecutivo, tiene "mejor sabor de boca que el de Singapur".

"Ha sido una victoria importantísima para el equipo, importantísima para mí y la verdad es que estoy como en una nube, dos victorias en quince días y con un coche que a mitad del año yo mismo y todo el equipo lo dábamos por perdido este año y casi por muerto y sin embargo el equipo ha hecho un trabajo increíble para mejorar los problemas que teníamos y los resultados están llegando ahora mismo y hay que aprovecharlo y disfrutarlo y ser feliz".

Añadió Fernando Alonso, que por segunda vez se ha impuesto en el Gran Premio de Japón, que: "ha sido una carrera estupenda, sobre todo por la victoria, otra vez inesperada".

Aquí no hubo nada extraño

"En Singapur hubo un factor suerte importantísimo con el coche de seguridad y con los favoritos teniendo problemas como con el repostaje de Massa y ese tipo de cosas, aquí no hubo nada extraño, fue una carrera sin coches de seguridad y hemos conseguido la victoria, así que tengo un mejor sabor de boca hoy que hace quince días en Singapur", añadió.

Tengo un mejor sabor de boca hoy que hace quince días en Singapur

Fernando Alonso contó que: "salió bien el coche, muy bien, y luego cuando llegamos a la primera curva fueron todos muy agresivos, creo yo. Creo que Hamilton y Raikkonen luchaban por la primera posición, Kovalainen también quería meterse en el ajo, Massa llegó desde atrás y quería frenar lo más tarde posible, y al final me encontré que se iban todos. Sabía que si teníamos que jugarnos la carrera con Kubica, ésa era nuestra mejor señal".

Sobre el desdoblamiento de Hamilton en la última vuelta dijo: "Yo quería dar las tres últimas curvas, despacito, sin meterme en muchos líos, y era mejor dejarle pasar para no correr ningún riesgo".

De las próximas carreras dijo que: "no hay mucho tiempo para disfrutar de esta victoria, porque el miércoles ya estaremos en Shanghai, pero ya pensaremos en lo que se puede hacer la semana que viene cuando estemos allí".

"Tenía más ganas o esperanzas en China que en Japón, porque aquí en Fuji veía esta recta, el último sector con estas curvas, e igual cuando lleguemos a Shanghai, con un circuito tipo Barcelona, con curvas rápidas, entrelazadas, en las que creo que el coche irá mejor allí".

Por último tras comentarle que en Brasil no confían en que Raikkonen vaya a ayudar a Massa, pero los aficionados creen que sí lo hará Fernando Alonso que ahora tiene un coche competitivo, dijo: "sí, sin duda, si puedo ayudar, ayudaré a Massa".