La selección de rugby de Nueva Zelanda -más conocidos como los All Blacks- han recogido el Premio Princesa de Asturias de los Deportes este viernes en el Teatro Campoamor de Oviedo.

Conocidos por ser la selección de rugby más laureada de la historia, los jugadores que han recogido el premio han ejecutado una haka, el baile tradicional que efectúan antes de cada partido.

Vestidos de traje, los cuatro representantes del equipo han bailado en el escenario del teatro para el asombro y las sonrisas de los asistentes, así como de la familia Real.