José Luis Sáez, presidente de la Federación Española de Baloncesto (FEB), Luis Díaz Alperi, alcalde de la ciudad, y David Serra, secretario autonómico del Deporte, firmaron ayer el acuerdo por el que Alicante se convierte, de forma oficial, en subsede del próximo Campeonato de Europa de baloncesto.

Entre el 3 y el 5 de septiembre, el Centro de Tecnificación de Alicante acogerá los partidos del grupo D, en el que se encuentran Francia, Italia, Polonia y Eslovenia. Díaz Alperi calculó entre 10.000 y 15.000 el número de visitantes, lo que podría generar un impacto económico de «entre dos y tres millones de euros».

Luis Castillo, presidente del Etosa, renunció voluntariamente a formar parte del comité organizador, según explicó Alperi.