Alexis Sánchez
Alexis Sánchez, en su etapa como barcelonista. FCB

El futbolista chileno Alexis Sánchez ha aceptado una pena total de 16 meses de prisión y de 590.000 euros de multa por dos delitos contra Hacienda en 2012 y 2013 cuando jugaba en el FC Barcelona, cuando defraudó un total de 983.000 euros, aunque no entrará en la cárcel por la duración de la pena y porque no tiene antecedentes penales.

Presentó su declaración a Hacienda como residente en España pero en ninguno de los dos ejercicios declaró sus "importantes" ingresos por la explotación de sus derechos de imagen, según el escrito de conformidad del fiscal, el abogado del Estado y la defensa dirigido al Juzgado de Instrucción 18 de Barcelona.

En el escrito se admite que Alexis ocultó esos ingresos simulando la cesión de sus derechos de imagen a dos compañías extranjeras de su titularidad "que suscribieron los contratos y/o percibieron los rendimientos" derivados de su explotación económica.

El jugador reconoce que esa cesión a Inversiones Alsan y Numidia Trading fue "puramente simulada", y no declaró el dinero procedente del FC Barcelona como consecuencia de la explotación comercial de esos derechos.

Fernando Felicevich, representante del futbolista chileno, afirmó este miércoles que el jugador se vio "obligado" a aceptar un acuerdo "injusto" con la Fiscalía española.

El empresario argentino aseguró en una carta difundida en Twitter que Alexis, que actualmente milita en el Manchester United, no ha cometido delito alguno, aunque tras consultarlo con sus asesores, decidieron aceptar el pacto propuesto por la Fiscalía española para "evitar injusticias mayores".