España baloncesto
Los jugadores de la selección española tras imponerse a Israel (Efe). EFE

Alemania, el equipo del Dirk Nowitzki, el jugador más valioso de la NBA la pasada temporada, vuelve a cruzarse en el camino de España con un historial reciente favorable al equipo de José Vicente Hernández y, del mismo modo, dos fiascos consumados, en gran medida, por el ala-pívot de los Dallas Mavericks.

España se mide a la selección alemana en los cuartos de final del Europeo 2007 . El choque recuerda a los disputados en las semifinales del Mundial 2005, decantado para los teutones con una canasta de Nowitzki a falta de tres segundos (74-73), y en los cuartos de final del Mundial 2002, en Indianápolis (70-62).

El último encuentro oficial entre ambos conjuntos tuvo lugar hace un año, en la primera fase del Mundial de Japón 2006. En esta ocasión, España superó a Nowitzki y sus compañeros por veintiún puntos (92-71).

Además, los hombres de 'Pepu' Hernández y de Bauermann han jugado dos veces en los amistosos de preparación para este campeonato. El pasado 22 de agosto España se impuso por 77-61 en Valencia. Seis días más tarde, el 28 de agosto, repetía triunfo, esta vez en Palma de Mallorca, por un amplio 72-56.

Alemania, por los pelos

Alemania ha conseguido la clasificación para los cuartos de final en el último instante, en la jornada de cierre de la segunda fase, ante Italia, a la que superó por 67-58 y dejó fuera del torneo y, además, fuera de los Juegos Olímpicos de Pekín.

El juego de los alemanes gira en torno a Nowitzki, que ha logrado el premio al mejor jugador de la NBA en la pasada temporada

En la primera fase ganó a la República Checa y a Turquía, además de perder por cuatro puntos frente a Lituania. En la segunda ronda, cayó contra Francia por doce tantos, contra Eslovenia por treinta y, en el choque clave, salvó el trance gracias al acierto de sus tiradores en el último cuarto.

El juego de los alemanes gira en torno a Nowitzki, que ha logrado el premio al mejor jugador de la NBA en la pasada temporada con los mejores porcentajes de tiro de toda su carrera. Se mire por donde se mire, Alemania depende de él para casi todo.