Alejandro Valverde
Alejandro Valverde. EFE

Alejandro Valverde pasó por momentos muy duros y estuvo "casi en estado depresivo" tras volver a competir en el año 2012 después de la sanción de dos años por dopaje. Aquello ya está "superado", en sus propias palabras, y espera que esta revelación pueda "ayudar a otros que tienen miedo a contarlo o que le está pasando y no saben como salir". El ciclista murciano, de 39 años, confiesa este duro momento durante el documental 'Alejandro Valverde: Un año de arcoíris', que emitirá este miércoles Movistar+ y que repasa su trayectoria a un año de cumplirse la conquista de su oro mundial en Innsbruck (Austria).

"Estaba en un estado casi depresivo", indica el corredor del Movistar, que sufría mareos y ni siquiera se atrevía a conducir su coche ni a tener su habitual carácter competitivo en muchas carreras. Ni siquiera el acudir a un psicólogo le ayudó, sino que salía "peor" de esas sesiones. Por eso, fue a un psiquiatra, que fue el que le confirmó que estaba pasando un cuadro depresivo y del que finalmente logró salir para volver a ser el que era.

"Somos humanos. Se pueden conseguir victorias y estar muy bien, pero los bajones están ahí y tampoco sabes cómo van a reaccionar. Te preguntas que por qué estas así si lo han conseguido y lo tienes todo. Pero el cuerpo y la menta funcionan solos y en esos momentos hay que ir a especialistas que te ayuden", comentó tras visionar el documental este lunes en Madrid junto a su familia, miembros de su equipo y prensa.

El actual campeón del mundo remarcó que "todo por fuera parece muy bonito", pero que es "también muy duro tener esa presión". "No solo en mi caso, también en otros deportistas de elite. Todos sufren un bajón cuando ganan tanto", apuntó. El ciclista del Movistar Team subrayó que "son momentos duros, pero de ellos sales reforzado" y confesó que no era partidario de que la figura del psicólogo tuviese un papel más predominante en el deporte de élite. "Creo que todo debe ser en su justa medida. Cuando lo necesitas, tienes que acudir, mientras tanto hay que ser normal y actuar de forma normal. Yo iba al psicólogo y cuando salía estaba peor", reiteró el murciano.

Valverde decidió contar aquel duro momento en este documental y justo después de que en esta campaña no estuviese a su mejor nivel porque el maillot arco iris "estaba pesando". "Contarlo me da más tranquilidad y me hace sentirme más liberado. Está superado y también era un momento muy bueno para contarlo y poder ayudar a otros que tienen miedo a contarlo, o que les está pasando y no saben como salir", afirmó.