Valverde se impone en las rampas de Mas de la Costa y López es el nuevo líder

  • Tercera victoria de etapa seguida en La Vuelta.
  • Miguel Ángel López, nuevo líder.
Alejandro Valverde se impone a Primoz Roglic.
Alejandro Valverde se impone a Primoz Roglic.
EFE

Alejandro Valverde se ha alzado con la victoria en la séptima etapa de La Vuelta, con final en Mas de la Costa. El campeón del mundo se impuso en la llegada a Primoz Roglic. Unos segundos detrás entraron su compañero Nairo Quintana y Miguel Ángel López, nuevo líder de la carrera. Los cuatro se fajaron en una disputada subida, y aunque no hubo grandes diferencias, la Vuelta ya tiene a los cuatro aspirantes a la camiseta roja en Madrid. La selección quedó clara en el ascenso.

En la general, Roglic queda a 6 segundos del colombiano, Valverde a 16 y Quintana a 27. El anterior jersey rojo, Dylan Teuns, llegó a casi diez minutos del ganador de etapa.

La etapa, rápida, empezó con seis bajas y un ritmo frenético desde el banderazo. Costó que se formara la fuga del día, esta vez con 10 hombres con papeletas para el éxito que se despegaron en el kilómetro 90, entre todos el italiano Brambilla como el mejor colocado en la general a 9 minutos del líder. El Bahrain trató de no rifar la roja de Teuns, pero Movistar quería la etapa, y, tal vez algo más, así que la escuadra telefónica tomó el mando a partir de la segunda parte de la etapa, que incluía 4 puertos. La llegada en Mas de la Costa era golosa para Valverde.

La renta para la fuga, que llegó a ser de 6 minutos, empezó a caer en catarata, lo que alertó adelante a Gilbert y Sergio Henao en plena subida al Puerto del Caballo (2a, 10 kms al 4,6 por ciento) penúltima dificultad del recorrido. El látigo del Movistar redujo el grupo principal y fulminó a Teuns, que ya se despedía de la roja.

Gilbert, Brambilla y los primos Sebastián y Sergio Henao se rebelaron en la avanzadilla, en una carretera estrecha, cuarteada por las raíces de los pinos, de esas que imponen respeto, pero el esfuerzo de nada sirvió. Los gallos empezaron la batalla y los absorbió a 3,8 de meta, en plena escalada.

Una subida durísima

Mas de la Costa es una imponente subida, corta, de 4 kilómetros, pero explosiva, "cuesta de cabras" de cemento, con tramos del 25 por ciento que antiguamente conducía a las masías elevadas en aquel paraje, ubicado a 985 metros de altitud. Nada que ver con la costa del mar, que queda a 30 kilómetros, sino que se refiere a la "cuesta".

Los favoritos salieron a escena y se zumbaron hasta el último metro, aunque ninguno quedó K.O. Tocaba retorcerse. El Jumbo arrancó, prendió la mecha, pero fue Quintana quien terminó de seleccionar el cuarteto de gallos.

El boyacense tensó una y otra vez sin poder marcharse en solitario. Roglic se agarraba a la rueda y contestaba, pero Valverde y Supermán aguantaban. Valverde parecía pasar momentos de apuros, sin soltarse.

De pánico los últimos 500 metros. Atacó por primera vez López, sin "punch" suficiente. Como si se tratara del Muro de Huy de la Flecha, donde Valverde ha ganado 5 veces, el murciano puso la directa, se puso al frente y remató por la escuadra la etapa que su equipo buscó durante todo el día. Una más para el "abuelo" campeón del Mundo.

Este sábado se disputará la octava etapa, entre Valls e Igualada, de 166,9 kilómetros.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento