Alejandro Blanco
Alejandro Blanco, el presidente del COE. ARCHIVO

El presidente del Comité Olímpico Español (COE), Alejandro Blanco, admitió que el dopaje es "una lacra" en el deporte, aunque subrayó que en España se puede "presumir de un deporte limpio", en la presentación del Proyecto de Investigación en la Detención del Dopaje que llevará a cabo el COE con el apoyo del COI.

Queremos trabajar con el deportista limpio y castigar al deportista dopado

Blanco reconoció que es un día "muy especial" para el deporte español. "El dopaje en el deporte es una lacra y un gran problema social, y por eso, buscaremos sanciones más graves que afecten a la vida deportiva", dijo con rotundidad el presidente del COE.

En el acto, Blanco también alabó tanto a los deportistas como a los clubes españoles. "Este proyecto tiene un significado especial. Tenemos que presumir de deporte porque tenemos un deporte para presumir. Queremos trabajar con el deportista limpio y castigar al deportista dopado", señaló.

Una de las razones por los que la Universidad CEU San Pablo se unió a este proyecto fue la "difusión social que tiene el deporte". "El control del dopaje tiene un tono inquietante en cuanto a la dignidad de la persona", señaló en referencia al dopaje en el deporte. Otro de los motivos de esta unión fue el "sumarse al prestigio de los deportistas españoles" muy cuestionados en las últimas fechas a nivel internacional.

"No estamos obligando a los deportistas a demostrar su inocencia, sino todo lo contrario", recalcó el rector Juan Carlos Domínguez. Para la representante de la Comunidad de Madrid en el acto Rocío Albert es "la suma de todos". "Es la suma de universidades, de la Comunidad de Madrid, de la ciencia, de los hospitales; y un proyecto que puede cambiar el mundo del dopaje en el deporte", subrayó.

Los dos doctores expertos en la detención del dopaje, Cristóbal Belda y Eduardo López Collazo, explicaron sus tres objetivos: proteger al atleta, intentar descubrir herramientas de diagnóstico del dopaje y perseguir las nuevas formas de dopaje.

El proyecto consistirá en un análisis de sangre donde aparecerán todas las sustancias ilegales ingeridas por cada deportista de forma inmediata sin perjudicar a su rendimiento deportivo. Gracias al sistema de inmunidad, el cuerpo detectará si el atleta tomó alguna sustancia dopante. Además, según los doctores este método de análisis es "fiable" y "preciso".