Alejandra Quereda: "A los deportes minoritarios solo se les hace caso en año olímpico"

  • El equipo español de gimnasia rítmica conquista el oro en mazas y el bronce en el ejercicio mixto en el Campeonato del Mundo de Ucrania.
  • "El campeonato ni se ha dado por televisión", se queja la capitana del equipo, Alejandra Quereda, en una entrevista a 20minutos.
  • Compagina su pasión, la gimnasia, con su vocación, la medicina: "Es muy duro; el sacrificio que he hecho para sacarme 4 asignaturas ha sido bestial".
  • "En el equipo te llevas mejor con unas que con otras, pero todas somos amigas", reconoce la alicantina, que aún sueña con "pisar la playa" este año.
Alejandra Quereda, capitana del equipo de gimnasia rítmica, en la Gran Vía madrileña.
Alejandra Quereda, capitana del equipo de gimnasia rítmica, en la Gran Vía madrileña.
JORGE PARIS

Aunque casi desapercibido, el oro en mazas conseguido en el Campeonato del Mundo de Ucrania ha confirmado al equipo español de gimnasia rítmica, que también logró el bronce en la modalidad de mixto, como una de las potencias mundiales de este deporte. Cinco chicas —Sandra Aguilar, Artema Gavezou Castro, Elena López, Lourdes Mohedano y Alejandra Quereda—, hicieron sonar el himno español en Kiev, viviendo con emoción algo que en España apenas se ha sentido. De eso, del trato mediático, se queja la capitana, Alejandra, que cuenta a 20minutos los entresijos de un grupo de compañeras "y amigas" que ha tocado el cielo.

Un oro y un bronce mundial es algo muy grande, ¿la celebración ha estado a la altura?

¡No! (risas). No hemos tenido tiempo ni de celebrarlo. Estamos muy felices, pero ha sido todo muy rápido. Solo hemos tenido una comida con la Federación a modo de celebración. Pero nos gustaría poder juntarnos, ya que ahora no podemos porque estamos de vacaciones. A la vuelta veremos.

Ni las rusas, ni las italianas, ni las ucranianas... Ustedes son las mejores en mazas.

Sí. Ha sido algo increíble. No esperábamos superarlas. Estamos contentísimas, porque el trabajo ha tenido su recompensa. Hemos superado el objetivo marcado, que era hacer un ejercicio limpio y sin fallos.

Se quejó del trato mediático...

Sí, aunque estamos acostumbradas, porque con este tipo de deportes siempre pasa igual. Nos sorprendió en este caso, porque es un Campeonato del Mundo y apenas se ha informado.

¿Les ha dolido?

Sí. Sobre todo que la competición ni se haya dado por televisión en España. Nuestras familias se han enterado de las medallas por Internet. Nos sorprende, porque otros años sí se ha televisado, y justo éste, que hemos conseguido el oro, no. Una pena.

¿Qué habría que cambiar?

No lo sé. Es algo muy difícil. A estos deportes minoritarios solo se les hace caso en año olímpico y eso tiene que cambiar. De todas formas, somos conscientes de que deportes como el fútbol mueven masas y generan mucho más dinero que nosotras.

Lo que está claro es que ya están en la élite mundial.

Sí. Por fin se reconoce el trabajo de todos estos años. Hasta los jueces nos lo reconocen con sus votaciones.

Y en el horizonte, Río 2016.

Sí, aunque quede muy lejano aún queremos afrontar los Juegos con el objetivo de la medalla que se nos escapó en Londres.

¿El éxito de este equipo es el fruto de...?

De la constancia, del esfuerzo y de la disciplina.

Y también un buen grupo. ¿Son muy amigas?

Sí. Vivimos juntas en la Blume (el centro de alto rendimiento donde conviven en Madrid) y pasamos juntas muchas horas. Dentro del equipo te llevas mejor con unas que con otras, como es normal, pero todas somos amigas. Nos llevamos muy bien, y eso es lo fundamental.

Para ser capitana de un equipo, ¿qué se necesita?

Un carácter fuerte. La entrenadora —Sara Bayón— dice que soy dominante por naturaleza (risas). La verdad es que soy muy perfeccionista y tengo carácter para tirar del equipo cuando hace falta.

¿Qué opina de las últimas polémicas sobre los métodos de algunos entrenadores?

Yo creo que siempre se requiere disciplina. Hay que tener claro que los entrenadores no son tus amigos, son eso, tus entrenadores. Y hay que llevarse bien con ellos. Y ellos, cuando hay que serlo, deben ser duros y exigentes.

¿Y ahora qué?

Descansar. Ya estamos de vacaciones. Ha sido una gran temporada, con muchos éxitos que, personalmente, me han dejado estas medallas, las más importantes de mi carrera.

¿Ha pisado la playa de su ciudad, Alicante?

No, que va. Después de los exámenes espero hacerlo, si es que aún hay sol.

¿Cómo lleva la carrera de medicina?

Como puedo. Estoy con los exámenes de septiembre. El sacrificio que he hecho para sacarme cuatro asignaturas ha sido bestial. En estos últimos meses me he dedicado solo a estudiar y entrenar.

¿Cómo es su día a día?

Normalmente, a las 8 de la mañana empezamos las clases en la universidad o en el instituto. A eso de las 10.30 ya hay que estar entrenando. A las 14.30 paramos para comer y después seguimos estudiando hasta las 17.30, que retomamos el entrenamiento hasta las 21. Todo esto de lunes a sábado, solo descansamos los domingos.

¿Merece la pena todo ese esfuerzo?

Esa es una pregunta que me hago muchas veces (risas). Pero luego llegas donde hemos llegado, logras podios, medallas... y todo hace que valga la pena. Ésta es solo una etapa, la gimnasia no es para toda la vida.

Cuando deje las mazas y las cintas, ¿seguirá vinculada a la gimnasia o tirará para su futura profesión, la medicina?

La gimnasia me encanta y no quiero perder la conexión con ella. Pero más que entrenadora, me gustaría ser juez.

¿Qué es eso que haría y no puede por la gimnasia?

¡Tantas cosas! Pasar más tiempo con mi familia y viajar, por ejemplo.

BIO:Alejandra Quereda (Alicante, 24 de julio de 1992), es la capitana del equipo español de gimnasia rítmica, con la que ha logrado diferentes medallas en pruebas de la Copa del Mundo y un oro y un bronce en el Campeonato del Mundo de Ucrania de 2013. Además, logró el cuarto puesto en los Juegos de Londres. Estudia medicina y cuando deje las mazas le encantaría ser juez de competición.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento