Jorge Lorenzo
Jorge Lorenzo, en el paddock. EFE

Alberto Puig, jefe del equipo Repsol Honda, se ha referido a la situación que atraviesa Jorge Lorenzo, cuya adaptación no está siendo ni siquiera aceptable. El balear no está al nivel de lo esperado y mientras Marc Márquez pelea por victorias carrera a carrera, él ni siquiera se acerca.

Tanto es así, que no esperan nada de él. "La perspectiva con Lorenzo es cero. No nos vamos a engañar. Si hacemos un repaso rápido, Jorge empezó a caerse y desde entonces no ha parado de caerse. No se encontró nunca a gusto con la moto, eso es una cosa evidente, lo hemos visto y lo ha dicho él, y evidentemente no está rodando como debería, dentro de su potencial y su palmarés. Luego tuvo la última caída, que fue fuerte, ha estado mucho tiempo de baja con lo de la espalda", ha recordado el expiloto en el podcast 'Cambia el Mapa'.

En este sentido, Puig apunta directamente a una falta de actitud. El jefe de Honda asegura que el piloto mallorquín tiene "un problema de coraje, de voluntad, de querer ponerse".

"No creo que sea un problema de técnica", admite, pero no lo da todo por perdido. "Tiene una edad muy prudente. Todo dependerá de las ganas que tenga, y ojalá sea así. Es eso, el coraje, la voluntad y las ganas, asumir el riesgo que supone realizar esta actividad, estas motos tienen un gran peligro, no nos vamos a engañar. Ojalá pueda salir de ahí y verle ir a tope con nuestra moto como hacía con la Yamaha, sería un sueño", dijo.