El Valencia CF y su todavía jugador David Albelda celebraron este jueves en el Servicio de Mediación, Arbitraje y Conciliación (SMAC), el acto de conciliación por la
demanda que el futbolista presentó contra el club para extinguir su contrato por vía judicial y reclamar el pago de 60 millones de euros.

Tras ser apartado del equipo, los abogados del jugador, Francisco Guillem y Urbano Blanes, interpusieron esta demanda ante la ausencia de respuesta por parte del Valencia a la petición que hicieron sus representantes para llegar a un acuerdo amistoso que solventara la desvinculación del ex capitán del club de Mestalla.

En su demanda, Albelda reclama al Valencia el pago de una cantidad igual a su cláusula de rescisión, que asciende a 60 millones de euros, al considerar que es la cifra a la que el club se ha remitido cuando el jugador ha recibido ofertas de otros clubes.

Mientras, el Valencia como réplica a esta petición expuso su disposición a una salida amistosa aunque "siempre dentro de los cauces del contrato", en alusión a la cláusula de rescisión de 60 millones de euros que tiene el futbolista.

A la espera de juicio

El encuentro apenas duró veinte minutos y mientras los abogados del club remitieron a un comunicado, Guillem señaló a Efe que no habían llegado a ningún acuerdo y ahora están a la espera de que se fije la fecha del juicio.

"La demanda está presentada. No ha habido acuerdo como esperábamos y el Valencia no ha hecho ninguna propuesta. La conciliación es el acto previo al juicio y ahora hay que esperar que se fije la fecha", comentó.

Guillem también explicó que aunque esté la fecha del juicio fijada y aún se pueda alcanzar un acuerdo, considera "poco probable" esta posibilidad.

En su comunicado oficial, el club de Mestalla se limitó a relatar que "este acto de conciliación ha concluido sin avenencias entre las partes, por lo que el procedimiento legal continúa su curso".