El desencuentro entre el futbolista del Valencia David Albelda y su presidente, Juan Soler, vivió anoche un nuevo capítulo.

Si por la mañana, el jugador pedía en rueda de prensa que su equipo le dejara irse ya que en el Valencia no le quieren, por la noche ambas partes se reunieron para intentar llegar a un acuerdo.

Tras un nuevo cruce de comunicados, el club aseguraba que el jugador había recurrido la sentencia del juicio, mientras que el internacional y su abogado lo negaban, los dos se vieron las caras.

Y el acuerdo sigue sin llegar. El acercamiento se hizo visible, pero las cosas quedaron como estaban. Ambos han decidido verse de nuevo para solucionar esta inédita situación