Albacete, en su camión
Albacete, con el volante en la cabina de su camión de carreras JORGE PARIS

Antonio Albacete debuta este fin de semana, en Missano, en el Europeo de camiones con el objetivo de lograr su tercera corona continental. El piloto madrileño está preparado y su camión también, un gigante sobre ruedas que deja pequeño al mismísimo Ferrari de Fernando Alonso. Sus casi 1.200 CV de potencia, por ejemplo, superan con creces los alrededor de 800 que esconde el F10 del asturiano.

Pero tanto caballo necesita de una buena alimentación. "Lleva unos depósitos con 200 litros de agua, 40 de aceite y 120 de gasoil", explica Albacete. Los F1 no llevan agua almacenada y apenas necesitan 6 litros de aceite.

El cambio no es secuencial como en un F1

Sus 5,5 toneladas de peso nada tienen que ver con la ligereza del Ferrari, que no llega a los 600 kg sin piloto, y conducir un coloso de esas proporciones no es sencillo: "El cambio no es secuencial como en un F1. Aquí tenemos una palanca, como en un camión normal, con 16 velocidades, aunque en carrera sólo utilizamos cuatro". El camión cuenta con otros artilugios, indispensables por su tamaño: "Llevo una pantalla dentro de la cabina conectada a una cámara que sirve como retrovisor. Me muestra quien viene por detrás".

Características camión Fórmula 1:

Potencia 1.200 CV 800 CV

Velocidad máxima 240 km/h (limitada a 160) 320 km/h

Cilindrada 12.419 cc 2.400 cc

Aceleración (0-100) 6 segundos 2 segundos

Peso 5.500 kg 550 kg (sin piloto)