Alain Prost y Ayrton Senna
Alain Prost y Ayrton Senna protagonizaron una de las mayores rivalidades de la historia del deporte. Twitter.com/Prost_official

Todos los 1 de mayo desde 1994, la Fórmula 1 se vuelve hacia Imola, donde Ayrton Senna perdió la vida en la curva del Tamburello en uno de los fines de semana más fatídicos de la historia de la competición. Un día después de la muerte de Roland Ratzenberger, un piloto con potencial, perdía la vida por un cúmulo de catastróficos acontecimientos el considerado como uno de los más grandes de todos los tiempos (aunque también uno de los más agresivos).

La muerte, retransmitida en directo, de Senna cambió para siempre la competición. Hasta la de Jules Bianchi, la de 'Magic' Senna fue la última pérdida en la Fórmula 1. Por eso, y por la importancia que tuvo para la competición sus éxitos en los circuitos, el día 1 de mayo se llena en las redes de recuerdos hacia el inolvidable piloto brasileño.

Uno de los más emocionantes llegó por parte de su gran enemigo, y a la vez una de las personas que mejor le conoció: Alain Prost. El tetracampeón del mundo francés fue su gran rival, el hombre con el que tuvo enganchones más sonados. Pero también una de las personas que más sufrió con su pérdida, que además le tocó vivir en directo porque estaba retransmitiendo la carrera del Gran Premio de San Marino desde la cabina de televisión. Irónicamente fue la llegada de Senna a Williams lo que precipitó la retirada definitiva de Prost.

El francés resumió su sentir en twitter al recordar a su viejo amigo y rival. "¡Siempre recuerdo este día! Hace 24 años y aún no me lo creo", compartió, con una imagen de ambos abrazados, de la época en la que compartieron equipo en McLaren.