Akasvayu Girona
Los jugadores del Akasvayu Girona posan con la Copa FIBA de baloncesto. (Efe) EFE/Andreu Dalmau

El Akasvayu Girona conquistó la Copa FIBA ante su público después de imponerse al Azovmash de Ucrania.

La victoria, sin embargo, no fue tan fácil como se esperaba, en buena parte porque, de inicio, ya se vio que la presión iba a ser el principal enemigo de unos jugadores que ni mucho menos estaban tan sueltos como en la semifinal frente al MMT Estudiantes.

El marcador se mantuvo casi siempre equilibrado durante el primer cuarto, que acabó con una mínima ventaja de dos puntos de los catalanes (17-15) gracias a los cuatro triples en diez minutos de McDonald que , MVP de la final.

Máxima de seis

Lo mismo sucedió en el segundo cuarto, en el que la máxima diferencia para el Akasvayu fue de seis puntos y se llegó al descanso con una ventaja catalana de cuatro puntos.

Svetislav Pesic les debió decir a sus jugadores que, con los dieciocho puntos de Ariel McDonald en la primera mitad no era suficiente, y que tenían que ponerse las pilas en la reanudación.

Nadie quería problemas con Pesic, así que Fucka y Dainius Salenga tomaron el relevo de McDonald en el tercer cuarto, en el que el Akasvayu dinamitó el partido con una buena defensa que le dio una ventaja de más trece (54-41, min.25).

El equipo ucraniano no estaba sin embargo dispuesto a tirar la toalla tan pronto y reaccionó con un parcial de 1-12 que recortó las diferencias a sólo dos puntos (55-53) para acabar el tercer cuarto con un 59-55 que confirmaba que el conjunto de Pesic no mató el partido cuando pudo hacerlo.

El Azovmash se mantuvo dentro del encuentro hasta equilibrar el marcador a cuatro minutos del final (67-67); y la solución fue de nuevo la de recurrir a Ariel McDonald que, con un nuevo triple, puso un 71-67 que forzó el tiempo muerto de inmediato de Girskis.

El problema para Girskis fue que el Akasvayu ya estaba lanzado y que los jugadores del Azovmash ya estaban sin fuerzas para frenar a unos jugadores que querían levantar el título.

Marc Gasol y Gregor Fucka tiraron de fuerza para decidir de una vez la final (69-78, min.39) y, en el minuto que quedaba, al equipo ucraniano la faltó fuerza para frenar al nuevo campeón de la Copa FIBA.

79 - Akasvayu Girona (17+23+19+20): Sada (2), McDonald (25), Salenga (9), Fucka (12), Bagaric (2) -equipo inicial-, Gasol (12), Marinovic (7), Gabriel (3), San Emeterio (7) y Middleton (-).

72 - Azovmash (15+21+19+17): El-Amin (16), Liadellis (15), Powell (6), Bajramovic (15), Lishchuk (4) -equipo inicial-, Loktionov (4), Botichev (-), Gulyas (12), Rayevskyy (-) y Skutyelnik (-).

Árbitros: Koromilas (GRE), Vojnovic (SRB) y Coelho (POR). Eliminados Lishchuk (m.33) y Botichev (m.35).

Incidencias: Final de la Copa FIBA, disputada en el pabellón de Fontajau ante 4.838 aficionados.