Giro de Italia
Inicio de la quinta etapa del Giro de Italia. TWITTER: @giroditalia

Un agente de seguridad que trabajaba en el Giro de Italia 2018 se encuentra en estado crítico, tras ser atropellado este miércoles por un coche poco antes del comienzo de la quinta etapa de la competición, que transcurrió en la isla de Sicilia.

El agente, que conducía una moto, fue atropellado por un vehículo que no respetó un punto de control, según informó el organismo que gestiona las carreteras italianas, la Compañía Nacional Autónoma de las Carreteras (ANAS, en italiano).

"Un automovilista, después de forzar unas barreras instaladas por los organizadores del Giro, a pesar del control de un equipo de ANAS, ha entrado en una carretera cerrada al tráfico, atropellando a un motociclista perteneciente a las fuerzas de seguridad", agrega.

El hombre atropellado ha sido evacuado poco después del accidente en un helicóptero, y se encuentra ahora hospitalizado en estado crítico, informa el ANAS.

El organismo que gestiona las carreteras italianas señaló, además, que el conductor del vehículo que atropelló al agente es un hombre de unos 60 años, que ha sido inmediatamente arrestado.

Sin cambios en la general

El italiano Enrico Battaglin ganó de nuevo en el Giro cuatro años después, gracias a un poderoso esprint que le dio la quinta etapa, entre Agrigento y Santa Ninfa con un recorrido de 152 kilómetros, en la que el australiano Rohan Dennis retuvo la maglia rosa de líder.

Battaglin, de 28 años, ganó la partida por velocidad a su compatriota Giovanni Visconti y al portugués José Gonçalves, en una llegada reducida por las caídas y un repecho final que le permitió por fin imponerse, con un tiempo de 4h 06.33.

El grupo de favoritos cruzó la línea con el mismo tiempo, si bien el colombiano Miguel Ángel López perdió un puñado de segundos por una caída.

La sexta etapa presenta este jueves la primera llegada en alto de la presente edición del Giro. El recorrido de 159 kilómetros con salida en Caltanissetta llegará a la ladera del volcán Etna. Un ascenso largo, de 30 kilómetros al 8% de pendiente media. Los favoritos presentarán sus credenciales.