afición Oviedo
Los seguidores de Fernando Alonso durante el Gran Premio de Brasil en el auditorio Principe Felipe de Oviedo (EFE). EFE
El grupo de aficionados a la Fórmula 1 conocido como La Marea azul ha enviado a la Federación Internacional de Automovilismo (FIA) las firmas recogidas durante el mes de octubre para denunciar el injusto trato recibido por Fernando Alonso en la temporada 2007.
Las firmas ocupan 7.200 folios  que pesan 30 kilos

Estos seguidores del bicampeón del mundo, decidieron movilizarse para protestar por las irregularidades sufridas, una a una, por el ovetense a lo largo del año, tanto por parte de la FIA como de su ex escudería McLaren-Mercedes, e iniciaron una recogida de firmas a través de su página web.

En algo menos de un mes, la iniciativa se cerró el pasado 30 de octubre, se reunieron 133.338 firmas procedentes de 77 países de los cinco continentes entre los que destacan Gambia, Togo, Kazajistán o Nueva Zelanda.

El pasado 30 de noviembre se enviaron las rúbricas, que ocupan 7.200 folios y pesan unos 30 kilos, junto con una carta al presidente de la FIA, Max Mosley, a la sede de Suiza. Además, se adjuntaron una serie de documentos en 'cd-rom' con toda la información que se puede encontrar en la direcció de Internet: 'http://bluewave.webcindario.com'.

Eliminar las repetidas

En dicha misiva se destaca la intención de expresar su "descontento" y "malestar" por los sucesos ocurridos en la pasada campaña. "Hemos sido testigos de numerosas irregularidades que nos han impulsado a lanzar una iniciativa pública de protesta. Esta iniciativa se materializó en una petición de firmas por medios telemáticos, donde se describían algunas de las irregularidades presenciadas", reza la carta.

En la misiva también se explica cómo se han validado las firmas para "detectar y eliminar aquellas repetidas, con nombres sospechosos, o contrarias a lo expuesto". Tras las comprobaciones pertinentes, el porcentaje de firmas válidas se quedó en un 97%.

Estamos pidiendo algo que va en interés del deporte, no del negocio


 

Uno de los artífices de la protesta Marcos López explicó qué pretenden conseguir de la FIA. "No esperamos nada, sólo que sepan que no estamos ciegos. Queremos hacernos oír porque estamos pidiendo algo justo que va en interés del deporte, no del negocio", afirmó en declaraciones a Europa Press.

Además, se ha enviado la información a la ministra de Educación y Ciencia, Mercedes Cabrera, al secretario de Estado para el Deporte, Jaime Lissavetzky, y al presidente de la Real Federación Española de Automovilismo, Carlos Gracia.