Aficionado del Schalke
Aficionado del Schalke con su cerveza en la cabeza Twitter

El Manchester City visitaba Gelsenkirchen para medirse al Schalke en la ida de octavos de final de la Champions League. Un partido no exento de polémica arbitral que los de Pep Guardiola terminaron remontando con diez jugadores sobre el campo para fijar el marcador en 2.3.

Sin embargo, la mejor jugada de la noche no fue de Sterling, el autor del gol de la victoria 'citizen' que culminaba la remontada, ni estuvo en las botas de Agüero o en el doblete desde los once metros de Bentaleb.

El protagonista de la noche estuvo en la grada. Las cámaras captaron a un aficionado del Schalke portando sobre su cabeza un vaso lleno de cerveza al que no se le derramaba ni una gota. Se movía a sus anchas por las escaleras del estadio alemán, provocando incluso que muchos aficionados le pidieran hacerse fotos, impresionados por su habilidad.