Adriano
Adriano celebra un tanto con el Inter de Milán. (EFE) EFE

El Inter de Milán volvió a sancionar a su delantero díscolo, Adriano, después de que se incorporara con retraso a la concentración del equipo tras las vacaciones de Navidad y el brasileño deberá pagar la multa de 150.000 euros.

Al margen de los continuos escándalos que provoca el ariete brasileño, el Inter ha manifestado su intención de mantenerle en las filas del equipo y desestimar la posibilidad de incorporar al ex zaragocista Diego Milito en el mercado de invierno, algo que suena con insistencia desde la prensa italiana.

La intención de la sociedad y del técnico (José Mourinho) es de continuar con el grupo

"Milito es un grandísimo jugador. Hemos negociado con el presidente del Génova (Enrico) Preziosi, pero estamos contentos con lo que tenemos y no haremos cambios en el mercado de enero", confirmó Gabriele Oriali, asesor deportivo del Inter.

"La intención de la sociedad y del técnico (José Mourinho) es de continuar con el grupo que tenemos y del que estamos muy contentos. Por ello, si no tenemos lesiones, la idea es la de confirmar a todos", agregó el consejero de mercado y ex jugador del Inter.

Sobre la posibilidad de la marcha del "El Emperador" Adriano, Oriali explicó que "la convicción de todos los exponentes del Inter es la de confirmar al jugador", pero que "todo depende de él y de su comportamiento".

"La idea de que se quede en el Inter y que vuelva a jugar como hace algunos años no estaría mal. Daría una gran contribución al equipo, visto que tenemos muchos objetivos importantes", añadió.