Adriano Correia
Las lesiones siguen siendo muy protagonistas en su carrera y le han convertido en un jugador secundario. Cuando está disponible, es un buen jugador de rotación que puede jugar en ambos laterales. ARCHIVO

Hacienda señala a Adriano de defraudar 700.000 euros en impuestos entre 2011 y 2012, tras concretarse su fichaje del Sevilla al Barça.

Según una información de El País, la Agencia Tributaria ve indicios de delito y ha trasladado el caso a la Fiscalía.

Hacienda acusa a Adriano Correia de eludir el pago del IRPF en España mediante un entramado de empresas que le permitió ocultar sus ingresos por derechos de imagen.

Según esta información, el jugador compró una empresa preexistente con sede en Funchal —la capital del archipiélago de Madeira— y de nombre francés: Chacun a sa place. Adriano cedió a esa empresa, que no tiene actividad alguna, sus derechos de imagen por algo más de dos millones de euros.

El caso de Adriano llega después de destaparse los presuntos fraudes cometidos por Xabi Alonso y Javier Mascherano.