El 4 de marzo de 2001, debutaba en Fórmula 1 Fernando Alonso. Han pasado siete años largos desde aquel histórico día. El asturiano lo hacía conduciendo un Minardi.

Su representante entonces era Adrián Campos, ex piloto de Fórmula 1, y que ahora representa a Roldán Rodríguez. Campos relata cómo fue aquella jornada: "Recuerdo que salió al circuito después de darle no sé cuantas vueltas a pie por que no lo conocía".

"Cuando Fernando bajó del coche después de los primeros entrenamientos libres me cogió del hombro y me dijo: 'Adri, aquí me va a costar ser el jefe'. Con el tiempo, y como se ha demostrado es una persona que consigue las metas", comenta Campos.