Una pista esquiva. El BM Valladolid perdió el derbi castellano-leonés de la Asobal al caer en la pista del Ademar, un terreno tradicionalmente esquivo para los pucelanos. El conjunto de Juan Carlos Pastor estuvo algo dormido durante la primera parte, pero reaccionó tras el descanso y llegó a dominar el marcador en el minuto 49 (22-23).   Sin embargo, el Ademar encarriló a partir de entonces un parcial de 4-0, que le permitió distanciarse en el marcador y sellar el triunfo ante su público.