Louis Bullock y Fred House
Louis Bullock y Fred House luchan por un balón en un momento del partido (EFE). EFE
Un serio y tranquilo Real Madrid recuperó el liderato en la ACB al vencer en Vitoria a un TAU irregular y precipitado, al que obligó a jugar a remolque un partido muy intenso.

Bullock, con veintitrés puntos, fue el dominador de un partido en el que los madrileños se proclamaron campeones de invierno.

El partido comenzó igualado, con los equipos irregulares. Unos robos en defensa permitieron al TAU adelantarse, pero el Madrid se recuperó rápidamente con un par de triples y su superioridad en el rebote ofensivo.

Hubo muchos cambios y pronto: la intensidad hacía prever un partido largo, de desgaste. El primer cuarto, para los madrileños ante un TAU precipitado.

El segundo cuarto comenzó parecido: los rebotes ofensivos proporcionaban al Madrid segundas oportunidades, que le dieron ocho puntos de ventaja.

El TAU seguía tirando con prisas, sin juego de equipo, mientras el Madrid era lo contrario, tranquilo, dulce como Bullock, aprovechando la ansiedad local.

El partido discurría con dominio madridista, con algunas incidencias, unas negativas, como el golpe en la cabeza sufrido por Reyes en una intensa y confusa lucha por el rebote y otras positivas, como un canastón de Teletovic: tiró un triple, el balón pegó en el aro hacia arriba y antes de que bajase de la canasta, él mismo lo cogió y metió un mate.

Algo tenía que hacer el TAU, y optó por tirar de garra y presión en toda la cancha, para remontar con un parcial de nueve-cero y empatar. El encuentro se calentó, mejor para los locales, que hasta entonces andaban erráticos, pero el Madrid no perdió su seriedad.

Al descanso, 38-42 para los visitantes, con un TAU a rachas y más juego de equipo del Madrid, que fue mejor.

Destacaron en la primera mitad Erdogan y Bullock, pero, sobre todo, los once rebotes ofensivos del Madrid.

El tercer cuarto comenzó la misma tónica: pérdidas del TAU, orden en el Madrid y cero-nueve de parcial para los visitantes.

Tiempo muerto de Perasovic y reacción de los locales, que poco a poco recortaron los trece de ventaja máxima que habían llegado a tener los visitantes, con Rakocevic tirando del carro.

El Madrid, paciente, aguantó el chaparrón y logró llegar con cuatro de ventaja al último cuarto.

El acto final empezó muy caliente, con nervios, discusiones y fallos. Parecía un play-off y no la mitad de la liga regular.

Cada uno seguía a lo suyo: el TAU con prisas, estrellándose ante la defensa madrileña, el Madrid dominaba y pasaba el tiempo.

El Tau empató a falta de cinco minutos, pero el Madrid volvió a subir, frío ante la desesperación local.

El consabido carrusel de faltas sólo alargó lo inevitable, el triunfo de un Madrid que fue mejor todo el partido.

Ficha técnica:

82 - Tau Cerámica (17+21+25+19): Planinic (12), Rakocevic (15), House (3), Peker (4), Scola (15) -cinco inicial-, Splitter (7), Prigioni (2), Teletovic (7) y Erdogan (17)

92 - Real Madrid (20+22+25+24): Tunceri (9), Bullock (23), Tomas (10), Reyes (4), Sonseca (4) -cinco inicial-, Raúl (2), Smith (22), Hervelle (16), Sinanovic (2) y Nguema (-).

Árbitros: Arteaga, Conde y Araña. Excluyeron por personales a Tomas y Reyes,

Incidencias: Partido correspondiente a la jornada de la liga ACB disputado en el Pabellón 'Fernando Buesa Arena' con un lleno total, 9.323 espectadores. Entre los asistentes estuvieron el manager general y ex-jugador de los Boston Celtics, Danny Ainge y el presidente del Real Madrid, Ramón Calderón.