La mala imagen en Anoeta –apenas se tiró a portería– puede llevar al técnico del conjunto sevillista, Joaquín Caparrós, a introducir cambios el próximo jueves en el partido de vuelta (1-0 en la ida) de los dieciseisavos de la Copa de la UEFA ante el Panathinaikos. El Sevilla ya superó el bache de la eliminación de la Copa del Rey ante el Osasuna y el varapalo del Pizjuán contra el Barcelona, con los triunfos ante Levante y Villarreal. Pero parece que el conjunto andaluz ha vuelto a entrar en la misma dinámica, aunque se mantiene en zona de Liga de Campeones.