Más declaraciones en contra de Dani Alves: también se habría excedido con una amiga de la víctima en la discoteca Sutton

Dani Alves durante su etapa como jugador del Sao Paulo brasileño en 2021.
Dani Alves durante su etapa como jugador del Sao Paulo brasileño en 2021.
LAPRESSE
Uno de los amigos del futbolista se puso en contacto con las amigas de la víctima para ofrecerles su ayuda y apoyo.
Atlas

Dani Alves, en prisión provisional sin fianza desde este pasado viernes, también se habría excedido con una de las amigas de la joven de 23 años a la que presuntamente violó en la noche del 30 al 31 de diciembre en la discoteca Sutton de Barcelona antes de agredir sexualmente a la víctima.

La compañera de la chica ha declarado que el brasileño la tocó "con violencia" y agarró su mano para llevársela a sus genitales hasta que consiguió liberarse y poner distancia con él, según informa el diario La Vanguardia, que apunta también que el relato concuerda con la declaración de la víctima, en la que revela el comportamiento del futbolista con sus amigas y "lo pegado que estaba a ellas".

La versión de la joven, adelantada por El Periódico, se ha mantenido en todo momento desde que se produjo la agresión y en ella asegura que Alves las invitó a ella y a sus acompañantes -su prima y una amiga- a su reservado VIP y que terminaron entrando tras la insistencia de las personas que estaban con el jugador, a pesar de haberlo rechazado en un primer momento.

El futbolista Dani Alves ha contratado al abogado Cristóbal Martell para su defensa.

Allí, el carioca "tontea mucho con las tres" y "tiene la mano muy larga" desde el primer momento, apunta la víctima. Después, él señala una puerta, "que ella no sabe dónde conduce, y se muestra muy insistente para que la siga".

Ella lo hace y al cruzar el umbral "se da cuenta de que está en un baño muy pequeño" y deja claro que quiere marcharse, pero Alves no le deja y "la obligó a sentarse encima de él, la tiró al suelo, la obligó a hacerle una felación a la que ella se resistió activamente, la abofeteó, la levantó del suelo y la penetró hasta eyacular". 

Después, tras 15 minutos en el interior del baño, se fue dejándola allí, y cuando ella regresa a la discoteca avisa de lo ocurrido a la seguridad del local, que activa el protocolo, contacta con los Mossos d'Esquadra y terminan trasladando a un hospital para hacerle exámenes médicos.

El tatuaje de Alves y sus tres versiones

Lo último en conocerse sobre el momento de la agresión es que la víctima detalló a la jueza encarga del caso que había podido ver que Alves tenía un tatuaje de una luna entre el abdomen y la zona genital.

El ex lateral derecho de FC Barcelona y Sevilla, por su parte, ha modificado hasta en tres ocasiones su declaración y este domingo solicitó hacer una nueva. En primera instancia, el brasileño aseguró que él estaba en el interior del servicio, sentado sobre el retrete, cuando la joven entró y supuestamente se abalanzó sobre él.

Para la magistrada, esta versión no coincide con el relato de la víctima, que precisa que vio su tatuaje, puesto que de ser como afirma Alves, habría estado cubierto por su ropa y no lo hubiera podido ver. Entonces, el futbolista señala que se puso en pie cuando vio entrar a la chica, lo que permitió que lo viera. Por último, el brasileño declaró que sí tuvo relaciones sexuales con ella, pero insiste en que fueron consentidas.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento