Marruecos da la sorpresa: gana a Bélgica y enciende el grupo que se cruzaría con España en octavos

Sabiri celebra su gol con un beso a la hinchada marroquí.
Sabiri celebra su gol con un beso a la hinchada marroquí.
Agencia EFE

El Mundial de Qatar está ofreciendo, en apenas una semana de partidos, todo un popurrí de sorpresas, golazos y partidos de infarto, en los que los favoritos han dejado de serlo, y los más humildes han tomado el control. Y hoy,  Marruecos no ha querido ser la excepción del torneo, y ha puesto patas arriba el Grupo F, alterando por el momento cualquier previsión sobre el posible rival de España en octavos. Tras una primera parte insulsa en la que ya pudieron ponerse por delante, la selección norafricana aprovechó en la segunda parte la fragilidad que viene mostrando Bélgica, y dos golazos de Sabiri y Aboukhlal tumbaron a unos 'diablos rojos' irreconocibles.

Bélgica volvió a mostrar todos los defectos y carencias que ya se vieron contra Canadá, donde un solitario gol de Batshuayi les sirvió para salvar la papeleta y ponerse líderes de grupo. En la primera parte, al menos, pudieron dar más pelea, creando ocasiones gracias sobre todo al propio Batshuayi y a Thorgan Hazard. Sin embargo, hoy encontraron delante un equipo mucho mejor trabajado y con las ideas muy claras. 

En esa primera mitad, los 'Leones del Atlas' igualaron en intensidad a los belgas, disponiendo también de sus propias ocasiones, como el gol anulado a Ziyech en una falta directa por fuera de juego posicional de Saïss. En cambio, la segunda parte fue completamente suya. Bélgica tuvo más posesión, e incluso igualó a Marruecos en estadísticas como los disparos a puerta. No obstante, las sensaciones fueron muy distintas, y fueron las que se acabaron imponiendo.

El seleccionador marroquí, Walid Regragui, acertó de pleno con los cambios, que refrescaron las piernas de los suyos, e incluso sus ideas. Pero, sobre todo, acertó porque los goleadores de Marruecos vinieron desde el banquillo. Primero fue Sabiri, en un disparo muy escorado de falta directa que sorprendió a Courtois, muy lejos ahora mismo de su mejor forma. Bélgica se descompuso debido a la urgencia del marcador, y en un contra, Aboukhlal aprovechó una gran jugada de Ziyech (el mejor de Marruecos hoy) para clavar un tiro a bocajarro en la escuadra belga.

Con este triunfo, Marruecos se ha puesto líder del Grupo F a falta de lo que hagan hoy Croacia y Canadá, selección a la que se enfrentará en la última jornada. De este modo, el posible rival de España (si fuésemos primeros de grupo) en la siguiente ronda queda aún muy en el aire, porque todas las selecciones tienen todavía oportunidades para clasificarse a octavos. Marruecos ha puesto el Grupo F al rojo vivo.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento