Un Mbappé imparable tumba a Dinamarca y mete a Francia en octavos

Mbappé celebra el primer gol ante Dinamarca.
Mbappé celebra el primer gol ante Dinamarca.
EFE / EPA / NOUSHAD THEKKAYIL

Francia se mete en octavos y deja a Dinamarca contra las cuerdas. 'Les Bleus' se llevaron el choque con un ajustado 2-1 ante el rival más duro de su grupo, que dejó escapar el partido perdonando sus ocasiones más claras, y certifica su presencia en la siguiente ronda con un Kylian Mbappé imparable. El galo fue el líder indiscutible de los campeones del mundo y autor de los dos tantos que dieron la victoria a su selección.

Cualquiera pudo haberse llevado el duelo, una reedición de la fase de grupos del Mundial de Rusia, este sábado en el estadio 974. Las tablas en el marcador al final de la primera mitad dieron vida a los daneses, que crearon una fortaleza entorno a la portería de Schmeichel para repeler el carrusel de oportunidades que tuvo para adelantarse el combinado francés, claro dominador en los primeros 45 minutos.

El '10' parisino fue el primero en avisar, crónica anunciada de lo que vendría en el segundo tiempo. A él le siguieron Griezmann, que hizo muchísimo daño entre líneas, Varane, imperial por arriba recordando su mejor versión, y Giroud, siempre bien posicionado -por algo fue el delantero titular de Francia en la última Copa del Mundo, a pesar de no hacer ni un solo gol en todo el torneo- y con ganas de hacer olvidar al Balón de Oro, Karim Benzema.

A la hora de partido, 'Les Bleus' se cansaron de jugar y fueron a matar. Avisaron el delantero del PSG, primero, con una jugada de videojuego que culminó con un remate a la escuadra y paradón del guardameta danés, y el del Atlético de Madrid, después, con un disparo alto tras bajar con el pecho de manera espectacular un balón largo. A la tercera fue la vencida, Kylian no perdonó.

La incisiva banda izquierda francesa por fin dio sus frutos. Theo Hernández y Mbappé tocaron diana para conseguir premio. En un tuya-mía al borde del área, el atacante se metió dentro, rodeado de defensas pero sin oposición, esperando el pase del lateral. No defraudó el defensor del Milan, que la dejó perfecta para que su compañero la colocase sobre las mallas.

Contra todo pronóstico el tanto no sacó del encuentro a Dinamarca y sí a Francia, que se durmió al verse por delante. Los daneses, más despiertos que nunca, se lanzaron al ataque para buscar el empate, y lo lograron. Fue obra de Andreas Christensen, que remató en el área pequeña un saque de esquina. Doblemente protagonista en el partido el zaguero del Barça tras ganarse merecidamente una tarjeta amarilla en la primera mitad cortando una contra peligrosísima que comandaba el '10' de la campeona del mundo, y que en el 99% de las veces habría terminado en gol.

Los minutos finales fueron de infarto. Un ida y vuelta en toda regla. Las ocasiones se sucedieron para los dos combinados nacionales. Uno falló y el otro no. Las individualidades terminaron por decantar el duelo: Griezmann puso un centro medido, casi a la altura del palo izquierdo de la portería danesa, y Mbappé fue con todo, casi metiendo dentro de su portería a Schmeichel junto al balón.

Así Kylian marcó su trigésimo primer tanto con la elástica francesa para alcanzar a uno de sus grandes ídolos, Zinedine Zidane, y liderar al conjunto de Didier Deschamps a octavos de final, el primer paso para bordar la tercera estrella en su camiseta.

La derrota deja al borde del KO a Dinamarca, a la que ya solo le resta una bala en la última jornada de la fase de grupos para meterse en la siguiente ronda: está obligada a ganar a Australia, con tres puntos en su casillero tras vencer a Túnez.

Placeholder mam module
Francia - Dinamarca, en directo: resumen, clasificación, goles y resultados del Mundial de Qatar 2022
Mostrar comentarios

Códigos Descuento