Jorge Vilda: "No le deseo a nadie lo que estoy pasando estos días"

Jorge Vilda, seleccionador nacional femenino, este viernes.
Jorge Vilda, seleccionador nacional femenino, este viernes.
EFE
El seleccionador español femenino de fútbol, Jorge Vilda, ha asegurado que "no" desea "a nadie" el mal momento que está pasando tras la renuncia de 15 jugadoras a entrar en la convocatoria para los partidos amistosos ante Suecia y Estados Unidos y ha asegurado que "en ningún momento" se ha planteado dimitir, y considera que "se ha lanzado la piedra y se ha escondido la mano", además de pedir "el máximo respeto" por las futbolistas que sí han acudido a su llamada.
Externos

El seleccionador español femenino de fútbol, Jorge Vilda, ha asegurado que "no" desea "a nadie" el mal momento que está pasando tras la renuncia de 15 jugadoras a entrar en la convocatoria para los partidos amistosos ante Suecia y Estados Unidos y ha asegurado que "en ningún momento" se ha planteado dimitir, y considera que "se ha lanzado la piedra y se ha escondido la mano", además de pedir "el máximo respeto" por las futbolistas que sí han acudido a su llamada.

"En ningún momento; por lo injusto, por todo lo que hemos creado y conseguido, por lo que seguimos consiguiendo, por la fuerza que tengo para seguir y porque sé lo que puede venir en el fútbol femenino. Llevamos mucho tiempo trabajando por esto, lo que teníamos tenía muy buena pinta, nos habíamos dejado la piel para construir una selección maravillosa, y sé que lo podemos volver a conseguir", declaró en rueda de prensa.

Además, explicó que "la falta de claridad en el mensaje" de las jugadoras ha podido "deslizar ciertas dudas" para pensar que hay "algo extradeportivo en todo esto que está sucediendo". "Es normal, porque todo lo que se ha montado no tiene sentido pensando que es algo deportivo", dijo.

"Creo que se ha lanzado la piedra y se ha escondido la mano, y hay que ser valientes. Por eso estoy aquí, para decir la verdad. Con la verdad y la valentía se llega lejos, sabiendo que lo único que hemos hecho durante todos estos años es trabajar con honestidad y dejarnos la piel por el fútbol femenino", añadió.

Vilda reconoció "un poco de confusión y desazón" cuando leyó el comunicado de las jugadoras porque no sabe lo que "demandan" y demandó "claridad" y que hubiesen hablado claramente con él cuando tuvieron ocasión. "Seguro que no estaríamos en esta situación. Siempre habrá una jerarquía porque para eso estamos contratados, pero fuera de ella siempre estamos abiertos al diálogo. La falta de diálogo no ha sido por nuestra parte", señaló.

En este sentido, aseveró que se abrió "en canal" en la anterior concentración para hablar con las internacionales. "Creo que sé escuchar y reconocer errores y reflexionar. ¿Nos merecemos esto?. Es una situación difícil de llevar, pero no lo estoy llevando mal, sufro más por mi familia", argumentó.

"Sería injusto quitarme de en medio, creo que estamos haciendo lo correcto, y eso te da más energía y fuerza, y tengo fuerza para crear un nuevo equipo y competir, luego vendrá la exigencia de los resultados, pero debemos tener tiempo y respeto por estas jugadoras", expresó el seleccionador.

El preparador del combinado nacional dejó caer que una disculpa podrían ser "un principio para retomar lo del pasado" y opinó que las futbolistas deberían "reflexionar". "Todo el mundo ha dado un paso adelante para saber quien ha cometido errores, yo lo he hecho, he asumido la parte de culpa por poner a jugadoras cuando a lo mejor no tenía que haberlas puesto", advirtió, aludiendo también a "errores puntuales" que pudo haber el pasado verano "provocados por un estado mental que no era el óptimo".

Además, insistió en que su teléfono está abierto "24 horas los siete días de la semana" y defendió la metodología de trabajo del cuerpo técnico, considerando que siempre están "a la vanguardia" y que el nivel de sus entrenamientos "no es inferior" al que se vive en los clubes.

Siempre habrá una jerarquía porque para eso estamos contratados, pero fuera de ella siempre estamos abiertos al diálogo

"Somos los más exigentes y queremos mejorarnos y también a las futbolistas. Por nuestra metodología tenemos las visitas de otras federaciones para saber qué está pasando aquí. A partir de ella han venido los éxitos de las categorías inferiores y los que ha conseguido la Absoluta", detalló.

"Hay que revisar todo lo que ha sucedido y calma porque para conseguir esos objetivos hace falta tiempo. La masculina tardó más de cien años en ser campeona del mundo, hace siete años estábamos la 19 del mundo y no hemos sido peor que nadie en la Euro. En 90 partidos conmigo, se han ganado 60 y se han perdido 15. Soy el máximo responsable de los resultados, que sea el culpable lo dudo", zanjó.

Respecto a la renuncia, el preparador madrileño cree que el momento elegido solo trata de añadir "más presión" al ser rivales de gran entidad. "Máximo respeto por las jugadoras que no están entre las 15 que han enviado el correo, que tengan máximo respeto por ellas; que no tengan presiones para que no vengan, que no hagan ver que no están haciendo lo correcto. Vestir la camiseta de España es el mayor orgullo que puede haber, defender a tu país es a lo máximo a lo que puede llegar una futbolista. Es un privilegio y siempre lo será, no podemos hacer ver que es distinto por no subirte al carro", indicó.

Todo lo que se ha montado no tiene sentido pensando que es algo deportivo

Vilda también instó a las futbolistas a las que ha dirigido a lo largo de su carrera a que señalen cómo ha sido su comportamiento con ellas. "Quiero hacer un llamamiento a todas las jugadoras a las que he entrenado durante mi carrera: si hay algo que no haya sido un trato exquisito, como me han dicho a mí y al presidente, mis jugadoras e incluso las capitanas, desde aquí reto a que salga cualquiera y diga que no ha habido respeto o que haya habido alguna tacha en mi comportamiento", apuntó.

"Quiero agradecer el apoyo de todos los seleccionadores de las categorías masculinas y femeninas, a todo mi cuerpo técnico, y todos los mensajes de apoyo que he recibido durante estos días, más allá de familia, amigos y compañeros, de gente que no conozco por la calle. No le deseo a nadie lo que tengo que estar pasando estos días", continuó.

"El mayor dolor es por todo lo que nos ha costado conseguir lo que teníamos ahora mismo y que por intereses se haya montado este jaleo, pienso que es un ridículo a nivel mundial", prosiguió, sin querer profundizar en si era una discordia entre equipos. "Me da rabia que algunas que están en formación con 19 y 20 años hayan enviado el mail, por lo que puede suponer para su carrera deportiva. Creo que no están bien aconsejadas", apuntó.

Para el seleccionador, todo es una "campaña de desprestigio y de ataques permanentes". "Ante lo acontecido es esta lista y mirar hacia delante, no veo otra solución. Convoco a jugadoras que estén al cien por cien. En la selección se ha formado a todas y ahora algunas de las que han mandado el mail tienen 50 internacionalidades conmigo, creo que no es de recibo ni merecido", declaró.

"Hay que mirar hacia adelante, son cuatro fechas y un Mundial, que es lo máximo a lo que puede aspirar una futbolista", aseveró, recalcando en varias ocasiones que sólo quería "hablar" de las jugadoras de su última lista y no de las que no han sido llamadas. "A cualquier que necesite que la ayudemos la vamos a ayudar", replicó sobre su puerta estaba cerrada.

"Sé que vamos a volver a crear un ambiente de armonía como durante 6 años y 10 meses. No me explico por qué en esos primeros 15 días de concentración para la Euro fue así", destacó el madrileño, que no teme ninguna reacción adversa de la afición porque es "soberana".

El 'timing'

Sobre el timing de lo ocurrido, Vilda explicó que 15 días antes de dar esta listo se envió "la prelista" a los clubes y que recibieron los correos el pasado jueves, dando por buena la respuesta en forma de comunicado de la RFEF pese a citar temas de índole privado relacionados con salud mental porque "va de frente". "Yo no he tomado la decisión de venir o no, han sido ellas, yo tengo que reaccionar y hacer un equipo lo más competitivo posible", manifestó.

"Si nos hubieran dicho su malestar, habríamos llegado a un punto común, pero no nos han dicho nada. A mí tampoco ninguna me ha dicho que mientras que esté no va a venir", afirmó, aclarando que en las concentraciones debe haber "orden y disciplina" tras las informaciones sobre su extrema rigidez, pero también aseguró que hay "libertad para poder salir".

El seleccionador tampoco escondió que "todo el mundo es libre de apoyar" a quien quiera y fue claro cuando fue preguntado por este asunto y la marcha de Ignacio Quereda tras una carta de protesta de las jugadoras en 2015. "No es comparable. Si se conoce bien la historia, no me harías esa pregunta", respondió.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento