Vinicius estalla y lanza un mensaje contra el racismo antes del derbi... y Ancelotti apaga el fuego

El delantero del Real Madrid, Vinicius Jr., en su comunicado; y el entrenador del conjunto blanco, Carlo Ancelotti, este sábado en rueda de prensa.
El delantero del Real Madrid, Vinicius Jr., en su comunicado; y el entrenador del conjunto blanco, Carlo Ancelotti, este sábado en rueda de prensa.
INSTAGRAM VINICIUS JR. / EFE

Vinicius Jr. ha dicho basta este viernes tras varias semanas en el ojo del huracán siendo duramente criticado por festejar sus goles bailando. El culmen de la polémica alrededor de sus celebraciones llegó un día antes, cuando el presidente de la Asociación Española de Agentes de Futbolistas (AEAF), Pedro Bravo, opinó en televisión que el brasileño debería dejar de "hacer el mono", un comentario que levantó una ola de indignación al respecto y ha llenado las redes sociales del delantero del Real Madrid de mensajes de apoyo del club blanco, de otros futbolistas y de sus seguidores, y que ha provocado que el carioca responda para hacer una denuncia pública sobre el racismo en la sociedad y dejar clara una cosa justo antes del derbi ante el Atlético de Madrid: "No dejaré de bailar"

¿Te parecería una falta de respeto que Vinícius celebrara bailando un gol en el Metropolitano ante el Atlético?

En sus redes sociales Vini ha publicado un vídeo en el que habla desde su casa, sentado delante de una cristalera en la que descansan las camisetas que el brasileño ha intercambiado con otros futbolistas, entre ellas la de Neymar, uno de sus principales apoyos. "Baila Vini Jr.", le dijo el 10 del Paris Saint-Germain a través de Twitter poco después de que estallase la polémica.

El jugador del Real Madrid ha recordado para empezar su discurso que "mientras el color de la piel sea más importante que el brillo de los ojos, habrá guerra", una frase que lleva grabada en la piel en forma de tatuaje y en la que piensa "permanentemente". "Ésa es la actitud y la filosofía que intento poner en práctica en mi vida", ha asegurado.

"Dicen que la felicidad molesta. La felicidad de un negro brasileño victorioso en Europa molesta muchísimo más", ha apuntado también Vinicius mientras en pantalla comienza a aparecer su tanto en la final de la Champions League ante el Liverpool, así como varias imágenes suyas riendo, porque "mis ganas de ganar, mi sonrisa y el brillo de mis ojos son mucho más grandes que eso. No podéis ni imaginarlo".

El extremo carioca ha denunciado entonces que "fui víctima de xenofobia y racismo en una sola declaración", y subraya que "nada de eso empezó ayer", porque desde su llegada han sido miles los insultos y descalificativos que ha recibido. "Vinicius Jr. es un chiste", "negro, mono, uuuu", "un mono perdido del zoológico", son algunos de los mensajes que recoge el clip compartido por el ex de Flamengo.

Así, ha afirmado que "hace semanas empezaron a criminalizar mis bailes". "Bailes que no son míos", señala, pues pertenecen de igual forma a otras estrellas brasileñas, como Ronaldinho o Neymar, apunta, así como a otros jugadores, entre ellos los jugadores colchoneros, Antoine Griezmann, João Félix o Matheus Cunha, dice mientras se suceden imágenes de todos ellos bailando tras marcar un gol. 

"También son de artistas de funk y sambistas brasileños, de cantantes de reggaetón, y de los negros americanos. Son danzas para celebrar la diversidad cultural del mundo", recuerda. "Acéptenlo, respétenlo. Yo no voy a parar", ha dejado claro.

En su carta, Vinicius hace referencia a sus raíces: "Vengo de un país donde la pobreza es muy grande, donde la gente no tiene acceso a la educación… y en muchos casos, ¡ni comida en la mesa!", narra, antes de recordar que "no suelo venir públicamente a rebatir las críticas", ni las malas, ni las buenas.

"Me atacan y no hablo. Me alaban y tampoco hablo. ¡Yo trabajo! Trabajo mucho. Dentro y fuera del campo", ha recalcado, recordando que desde su organización, el Instituto Vini Jr, se ha puesto en marcha una aplicación móvil "para ayudar a la educación de los niños en las escuelas públicas sin ayuda financiera de nadie" y "estoy haciendo una escuela con mi nombre", además de tener en mente hacer "mucho más por la educación", porque "quiero que las próximas generaciones esté preparadas, como yo, para luchar contra los racistas y los xenófobos".

El futbolista ha destacado que "siempre intento ser un profesional y un ciudadano ejemplar", sin embargo, "eso no hace clic, no es tendencia en internet", y, sobre todo, "no motiva a los cobardes a hablar agresivamente de gente que ni siquiera conocen".

"El guion siempre termina con una disculpa y un 'me han malinterpretado", apunta, una frase con la que podría hacer alusión a los mensajes posteriores de Bravo en sus redes sociales en los que aclaraba que había "mal utilizado" la expresión 'hacer el mono' como una metáfora de 'hacer tonterías'. 

Por último, el futbolista del Real Madrid ha concluido su mensaje de manera contundente: "Lo repito para ti, racista: no dejaré de bailar. Ya sea en el Sambódromo, en el Bernabéu o donde sea", ha dicho antes de despedirse "con el cariño y las sonrisas de quien es muy feliz".

Leyendas del mundo del fútbol como Pelé o Kaká han enviado mensajes de apoyo a su compatriota, así como otros jugadores de la canarinha como Lucas Paquetá, Gabriel Jesús, Raphinha o Neymar, que este sábado ha vuelto a pronunciarse al respecto: "¿Soy el único que ha amanecido con ganas de que Vini Jr. haga un gol mañana?", ha escrito en Twitter junto a un emoji pensativo.

También compañeros de equipo como Fede Valverde, Thibaut Courtois, Dani Ceballos, Lucas Vázquez o Nacho Fernández, y el propio Real Madrid ha emitido un comunicado en el que el club muestra "todo su cariño y apoyo a Vinicius Junior" y advierte de que "ha dado instrucciones a sus servicios jurídicos para emprender acciones legales contra cualquiera que vierta expresiones racistas hacia nuestros jugadores".

Las palabras de Koke incendian el derbi

En medio de la polémica sobre los bailes en las celebraciones apareció Koke Resurrección, que fue cuestionado sobre lo que podría pasar en el Cívitas Metropolitano si el delantero blanco marcaba y decidía festejarlo con una danza en la banda.

"Si al final marca un gol y decide bailar, es lo que ha querido hacer", dijo primero con poco ánimo de meterse de lleno en el asunto, algo que finalmente terminó haciendo. "Cada uno tiene su forma de ser y celebra los goles como quiere", respondió cuando le preguntaron si lo entendería, antes de apuntar a que "habría lío seguro, lo más normal". Unas declaraciones que sonaron a advertencia y que no han gustado nada.

Su compañero y exjugador merengue, Álvaro Morata, por el contrario, restó importancia a la celebración del crack brasileño, "siempre que sea con respeto hacia nosotros y hacia nuestra afición", y tuvo buenas palabras para el crack brasileño, con quien ha compartido vestuario: "Es un buen chico y no tiene ganas de ofender a nadie", afirmó.

Ancelotti apaga el fuego

A tan solo 24 horas de que los futbolistas de ambos conjuntos salten sobre el césped del feudo atlético para medirse en el primer derbi de la temporada, Carlo Ancelotti, técnico del Real Madrid, quiso calmar los ánimos antes del partido, al que llegan "bien, con una buena dinámica y motivados".

"En España no veo esta forma de racismo. Me quedo con el comunicado del club y el de Vinicius. A partir de ahí, hablamos de fútbol", ha dicho en la rueda de prensa previa al encuentro para zanjar el tema, al mismo tiempo que ha dejado claro que el futbolista se encuentra "bien y con ganas de intentar ayudar al equipo".

El italiano ha insistido en que sus jugadores están concentrados en el partido y  la polémica no ha desestabilizado al equipo: "Puedo asegurar que no afecta al vestuario ni a Vinicius. Estamos enfocados en el partido, no hablamos de estos temas en el vestuario, se habla de fútbol", ha apuntado.

Además, Ancelotti ha querido diferenciar que "una cosa es el racismo y otra lo que pasa en el fútbol". "Se habla de provocación, el racismo es mucho más importante. Él ha contestado muy bien en su comunicado", opinaba el entrenador.

Por otro lado, ha negado haberle dado consejo alguno al brasileño, porque "no soy su padre y no soy su hermano, soy solo su entrenador" y "para mí, no le está pasando nada. Está jugando al fútbol con la calidad que tiene y la felicidad que tiene".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento