El Madrid rompe al Barça con un Tavares de escándalo y conquista su 36ª Liga ACB

Edy Tavares, en el cuarto partido de la final de la ACB.
Edy Tavares, en el cuarto partido de la final de la ACB.
EFE
Así fue el soberbio partido de Tavares para dar al Real Madrid el título de la Liga ACB
Externos

El Real Madrid es el campeón de la Liga ACB. Un descomunal Walter Tavares resultó insuperable para el Barça y dominó el cuarto partido (81-74) para poner el 3-1 y firmar un título especial para los blancos, que sin ser favoritos, superaron un año lleno de dificultades, infarto a Pablo Laso que le dejó sin la final incluido.

La victoria madridista es más que merecida. Ha sido superior en los cuatro partidos a un conjunto azulgrana que ha ido a menos durante la temporada y que la finaliza con un solo título: la Copa del Rey. Tiempo de reflexión para un equipo que aspiraba a muchísimo más.

No hay encuentro de esta final que no haya comenzado con el mismo guion: dominio madridista en el marcador y atasco azulgrana en ataque. Un 7-0 de parcial dio las primeras rentas a los locales, con el Barça siendo capaz de anotar solamente dos puntos en los primeros siete minutos.

Tuvieron los de Jasikevicius un amago de reacción, pero el dominio bajo aros de Tavares era descomunal. Hasta 6 rebotes ofensivos cazaron los blancos, por ninguno de los azulgranas. El 13-10 que reflejaba el electrónico al final del primer cuarto se antojaba poca ventaja para lo visto en los primeros 10 minutos.

El Real Madrid comenzó el segundo cuarto como un ciclón, con un parcial de 11-0 guiado por un inspirado Sergio Llull. Un triple y un 2+1 de fantasía del balear amenazaron con romper el choque con un 24-10 que reflejaba el bloqueo mental blaugrana.

Y entonces, el Barça despertó. O encontró la inspiración de sus magníficos jugadores. Fueron muchos los que comenzaron a sumar, y entre Smits, Davies y dos triples de Mirotic y Exum apretaron el partido. El Madrid seguía arriba gracias a un dominador Tavares, que con cinco puntos más mantenía una buena distancia para los de Chus Mateo.

Y justo antes del descanso, explotó el Barça. Su impresionante acierto en los tiros de tres (7 de 11 en la primera parte) y un parcial final de 8-0 con un gran Exum dejó el encuentro en un puño: 34-33 y todo por decidir en la segunda mitad.

El partido se puso precioso, con un intercambio de golpes del que salió beneficiado, de nuevo, el Madrid. Mirotic apareció, pero el dominio de Tavares bajo los aros era demasiado para el Barça, que de nuevo se vio contra las cuerdas, con el Madrid amenazando con irse en el marcador.

Sin embargo, resistieron los de Jasikevicius, y un nuevo parcial de 0-8 al finalizar el cuarto -esta vez con un acertado Calathes como protagonista- le dio su primera ventaja en todo el partido: 55-56. Dos tiros libres de Poirier dejaron el duelo como estaba al descanso: uno arriba el Real Madrid y todo por decidir en los últimos 10 minutos.

El dominio de Tavares fue tan descomunal que ni siquiera la buena labor de su sustituto, Poirier, era suficiente: el Real Madrid dependía total y absolutamente de él. Y cuando el caboverdiano volvió, de nuevo el duelo inclinó para el lado blanco. Su intimidación en defensa, sus rebotes y sus canastas devolvieron la ventaja a los madridistas, que amenazaron con romper el partido a menos de cuatro minutos del final. El 69-61 obligó a parar el partido a Jasikevicius, pero otro dos más 2+1 del pívot elevó la renta a nueve puntos.

Buscó la heroica el Barça en los minutos finales con los puntos de Calathes, Exum y Mirotic, pero seis puntos seguidos de Causeur amarraron el partido para los blancos, que ni siquiera sufrieron en el tramo final para cerrar el título. Fue entonces cuando bajó de la grada Pablo Laso para celebrarlo con los suyos: la dedicatoria era para él.

Placeholder mam module
Real Madrid vs FC Barcelona, cuarto partido de la final de la ACB en directo: última hora y resultado
Mostrar comentarios

Códigos Descuento