Caos en la entrada de aficionados del Liverpool que ha retrasado el comienzo de la final: saltos de valla, gente atrapada en las puertas...

Aficionados saltando las vallas
Aficionados saltando las vallas
Captura de pantalla

La afición del Liverpool ha pasado por un mal trago antes del comienzo del partido. Miles de seguidores del conjunto inglés amontonaron en una de las entradas del estadio y colapsaron varios de los accesos minutos antes del pitido inicial.

Una situación que provocó la intervención de la policía a poco menos de una hora de que de comienzo el partido entre el Real Madrid y el Liverpool de la final de la Champions League, que llegó a provocar el retraso del partido y éste comenzó a las 21.36 horas, es decir, más de 30 minutos tarde.

El barullo generado y las largas esperas para poder entrar al Stade de France dieron lugar a que varios de ellos intentasen saltar las vallas de seguridad, provocando a una insólita imagen. 

Muchos de ellos consiguieron su su objetivo de colarse en el estadio y saltarse el cordón policial desplegado por la crítica situación que vivida en los aledaños de Saint-Denis. 

La tensión brutal vivida en los alrededores dejó muchos ejemplos de la mala organización de la UEFA a la hora de dirigir y arreglar el desaguisado. Gente aglomerada, arrinconada contra las vallas y la policía cargando contra aquellos que hacían caso omiso a sus instrucciones.

También dejó impactantes imágenes como la utilización de gas pimienta con algunos aficionados, llegando a afectar a niños. Los retrasos provocaron el desquiciamiento de los seguidores y obligó a la organización a abrir una de las puertas, que permaneció cerrada durante gran parte de la tarde.

Un caos que dio lugar al retraso del encuentro y que varias personas se colasen en el estadio, generando un exceso de aforo para vivir la final de la Champions en Saint-Denis.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento