David Sánchez de Castro  Redactor SportYou

¿El último GP de España con Fernando Alonso?

Fernando Alonso, en el GP de España
Fernando Alonso, en el GP de España
EFE
Los mensajes desde el equipo Alpine no invitan al optimismo sobre la continuidad de Alonso... y los del piloto tampoco.
Wochit

Ni luchó por la victoria, ni por un podio, ni se acercó a cumplir mínimamente el pollino de 'El Plan', pero está claro que Fernando Alonso sigue siendo un ídolo del deporte español de primer nivel.

El caos que se vivió en Montmeló fue, en buena medida, porque ha logrado congregar a una nueva generación de fans que han descubierto la Fórmula 1 con él. Muchos de ellos eran bebés o ni siquiera habían nacido cuando Alonso ya llenaba las gradas del Circuit de Barcelona-Catalunya hace dos décadas. Después de los años de la pandemia, la ilusión desbordó las previsiones y provocó un desastre organizativo sin igual del que, seguro, habrán tomado nota los responsables del trazado catalán para estar listos en 2023.

Lo preocupante es que, quizá, no haya otra vez de Alonso en Montmeló como piloto de Fórmula 1. Las palabras de Luca de Meo, CEO del Grupo Renault (y dueños, por tanto, de Alpine) a DAZN antes de la carrera van en la línea de lo que ya se ha contado en estos meses: la escuadra francesa tiene que decidirse si seguir saliendo con 'la vieja fiable' de Alonso o jugársela con un chupito de Oscar Piastri.

Quede lo que quede de Fernando Alonso en Fórmula 1 (en 2023 es el centenario de las 24 horas de Le Mans y yo quiero verle ahí), está claro que aún es capaz de levantar a la afición como muy pocos.

Quienes estuvieron pasando penurias y calor en la grada Montmeló lo contaban: "Es alucinante: incluso sin mirar hacia la pista sabías que llegaba Alonso por los gritos". Celebrar un 9º puesto como si fuera una victoria es algo que solo puede lograr quien tocó el cielo una vez. También pasarse de rosca e insultar a los trabajadores de Alpine si no están a la altura, pero eso es cuestión de los maleducados por muy VIP que sean.

Decida lo que decida (me da la sensación que es Alonso quien tiene la sartén por el mango), agradecimiento eterno. Yo, como él, también tuve que tragarme las carreras en la RTL alemana porque aquí no se emitía por televisión la Fórmula 1. Y años después, gracias a él, se convirtió en el deporte de masas que es. 

Si este fue su último Gran Premio de España, bien está.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento