Locura en la Premier League: Invasión de campo antes del pitido final y Vieira pateando a un aficionado

El público del Everton invade el campo.
El público del Everton invade el campo.
Captura de pantalla

El Everton remontó un 0-2 en contra al Crystal Palace, escapó de una pesadilla que comenzó a principio de curso y ganó 3-2 con una remontada espectacular con la que firmó la salvación matemática para evitar el que habría sido un duelo agónico la última jornada de la Premier League ante el Arsenal en el Emirates Stadium.

Los hombres dirigidos por Franck Lampard por fin respiraron después de una temporada para olvidar. Jugaron con fuego durante 37 jornadas y estuvieron a punto de quemarse. Una derrota frente al Crystal Palace, habría provocado una más que probable debacle con una visita al Arsenal, que aún se juega una plaza Champions League y no habría tenido piedad alguna de su rival.

El Everton, además, evitó una amenaza que durante muchos minutos llegó a ser real. El fantasma de 1951, el último descenso del club a la Segunda División británica, acechó hasta el minuto 85, cuando Dominic Calvert-Lewin marcó un gol decisivo que desató la locura en entre los aficionados del club de 'Merseyside'.

La gesta del equipo local desató la locura en el estadio y el público invadió el terreno de juego para celebrar la salvación de su equipo antes de que el árbitro pitase el final del choque. Corría el minuto 85' de encuentro y la situación estaba totalmente descontrolada.

En mitad del caos tuvo lugar una imagen muy  impactante. Patrick Vieira, entrenador  de Crystal Palace, perdió los papeles camino del vestuario, cuando varios aficionados fueron a burlarse de él. En ese momento, el técnico visitante propinó una patada a un  seguidor del Everton, tal y  como captaron las  cámaras.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento