Otra desconexión mental de Garbiñe Muguruza preocupa antes de Roland Garros

Garbiñe Muguruza, en Roma.
Garbiñe Muguruza
EFE

Garbiñe Muguruza está atravesando un momento muy complicado en su carrera deportiva. La tenista española no levanta cabeza y esta vez ha quedado muy retratado estado de forma en un torneo menor contra una rival muy inferior en el ránking.

Muguruza ha perdido en octavos de final del torneo de Rabat, de categoría 250, contra la italiana Martina Trevisan, número 85 del mundo. La española, número 10 de la WTA, volvió a dejarse remontar después de un brillante primer set en el que arrasó a su rival y un gran inicio de segundo set. De un cómodo 6-2 y 3-1 pasó a caer 6-2, 4-6 y 1-6. Especialmente duro fue este último set, en el que su rival fue netamente superior.

Visto que el próximo torneo que va a disputar Muguruza es Roland Garros, el rendimiento de la española no está ni mucho menos en el plano que se esperaba. Sobre todo porque ya acumula varios torneos en los que cae de manera similar.

En Roma le pasó algo muy parecido: la kazaja Yulia Putintseva le remontó un partido que empezó ganando por un claro 6-3 y el bloqueo mental hizo crecer a su rival. La diferencia con lo ocurrido en Marruecos es que Trevisan es una rival de un nivel muy inferior a la mujer que la dejó fuera de Roma, ya que Putintseva ocupa el número 40 del escalafón.

Derrotada en Madrid, Indian Wells, Roma y Rabat, hay muchas dudas de que esté en condiciones físicas y mentales para afrontar el reto de París, que es uno de sus grandes objetivos de esta primera parte del calendario.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento