El Real Madrid no tiene piedad de un Levante que baja a Segunda

Mendy y Vinicius celebrando el gol del Madrid
Mendy y Vinicius celebrando el gol del Madrid
EFE

El primer descenso a Segunda división es el del Levante y llega tras su duelo ante el campeón, un Real Madrid que no tuvo piedad de su rival y que además mostró todo su poderío a poco más de dos semanas de la gran cita que le espera, la final de la Champions. Para redondear la fiesta blanca, en medio del funeral granota, Karim Benzema hizo su gol 323 con la camiseta blanca, con lo que iguala a Raúl como segundo máximo goleador de la historia del club.

Comenzó el choque con un pasillo, el que le negó el Atlético de Madrid al campeón de Liga, y lo cierto es que el Levante pareció continuar con su homenaje durante todo el partido. La falta de tensión, de fuerza, de contundencia, ha acompañado al equipo granota durante toda la temporada y ante el Madrid, lo pagó con una rotunda goleada.

Salió Carlo Ancelotti con mayoría de titulares, y el conjunto blanco fue una apisonadora, hundiendo muy atrás a su rival y generando una ocasión tras otra. La inspiración del tridente Vinícius-Rodrygo-Benzema, unido al empuje del centro del campo, fue demasiado para los de Lisci.

Un chut de Benzema que detuvo a una mano, abajo, Cárdenas fue el aviso antes del primer gol, obra de Mendy, que castigó la bisoñez atrás de su rival para cazarle en una contra y definir con sangre fría en el mano a mano ante el portero levantinista.

Las ocasiones fueron cayendo una detrás de otras. Un disparo de Valverde provocó otra buena parada de Cárdenas, pero el vendaval era imparable para los visitantes y una jugada de Vini encontró a su mejor socio, Karim, que remató de cabeza para hacer su gol 323 con la camiseta blanca y entrar en la leyenda del club.

Sufría el Levante, siempre incómodo sobre el campo, sabiendo que cada gol era ponía un clavo más en su ataúd, pero a la vez incapaz ni de generar peligro ni de evitar que se lo crearan. Un disparo de Vini lo desvió Cárdenas y un chut de Benzema se fue ligeramente desviado, mientras que la única réplica la dio un disparo de José Luis Morales.

Y antes de la llegada del descanso, otros dos palos para los de Lisci. Una alucinante combinación entre Modric y Rodrygo acabó con una asistencia del croata al brasileño, ‘su hijo’. Y poco después, Vinícius hacía el cuarto con la precisión y lucidez que por fin ha encontrado esta campaña.

Con un precioso eslalon de Morales que acabó en un disparo desviado comenzó la segunda parte. El Levante agarró el balón y dominó en ocasiones a su rival, pero cada contra tenía aspecto de poder acabar en gol. Un magistral pase de Benzema dejó solo a Rodrygo, que se quiso lucir picando el balón y falló. Y Vinícius vio como se le anulaba un tanto por un ajustado fuera de juego.

Y para cerrar la goleada, una obra de arte que define a este Real Madrid. Modric se sacó un alucinante pase con el exterior, Benzema recibió solo ante el portero, le mareó con varios amagos dignos del mejor Ronaldo Nazario y finalmente le regaló el tanto a Vinícius, que no tuvo más que empujar el esférico. Y para culminar el choque, Vinícius hizo su tercero para firmar su tanto número 16 en la Liga.

No tuvo muchas más historia el choque. Pudo marcar alguno más el Real Madrid, pero tampoco quiso apretar en exceso el acelerador ante un Levante que atacaba más por inercia que por fe. Los granotas son ya de Segunda.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento