Alpine y la tesis de la manta corta: cómo es posible que Ocon esté haciendo la temporada de su vida y Alonso no levante cabeza

Fernando Alonso, en el GP de Australia
Fernando Alonso, en el GP de Australia
EFE

Alpine cuenta las tres carreras de la temporada 2022 por citas puntuadas. Tanto en Bahréin, como en Arabia Saudí y en Australia salió con saldo positivo lo que les ha colocado en una razonable 5ª posición de la general de constructores. la pelea por el 'top 10' parece más que posible y el A522 es un monoplaza competitivo... al menos en el lado de Esteban Ocon.

El francés es uno de los únicos cuatro pilotos que han puntuado en las tres citas disputadas; los otros tres son el líder destacado Charles Leclerc, George Russell y Lewis Hamilton: al loro, que Mercedes no está tan mal.

Dos séptimos y un sexto permiten a Ocon situarse con 20 puntos en la clasificación, a solo 5 del vigente campeón del mundo Max Verstappen. No se puede decir, por tanto, que haya sido un mal arranque para el equipo anglofrancés: en 2021 hubieran firmado este arranque.

Sin embargo, es solo el lado de Ocon el que está dando alegrías constantes. Para Fernando Alonso está siendo un arranque que recuerda más al de los años sórdidos de McLaren Honda y lo de "lo mejor está por llegar" que al sueño de "El Plan". Alonso ha puntuado solo en Arabia, cuando fue 9º, y suma solo 2 unidades. Su compañero tiene casi 10 veces más.

El resultado de Australia habla por sí mismo y deja sin palabras a Alonso. Esta vez fue la mala suerte. Los coches de seguridad no llegaron cuando ellos querían, les pilló a contrapié y las buenas prestaciones que el Alpine A522 tiene (porque las tiene, como demuestra el rendimiento de Ocon) se esfumaron a la misma velocidad que el neumático delantero izquierdo cuyo graining le mandó a la última posición.

Competitividad vs. Fiabilidad

Como bien saben los futboleros, en el balompié se usa muchas veces la analogía de la manta corta para hablar del reparto de fuerzas entre jugadores de ataque y defensa: si te tapas el torso te destapas los pies y viceversa.

En esta Fórmula 1 recién arrancada con la normativa de 2022 hay que elegir entre competitividad y fiabilidad, salvo que se trate de Ferrari que tiene ambas. Para Alpine era fundamental crear un motor más potente y que dejara atrás esa pesadilla en los circuitos largos. Tanto Ocon como Alonso lo pidieron: mejor un coche rápido y más delicado, que uno lento y más duradero. ¿De qué sirve acabar una carrera 16º si no hay opciones de ser 5º, 3º o 1º?

En esta elección existe el peligro constante de las averías. El fin de semana de Alonso en Australia quedó totalmente hipotecado el sábado, cuando un anillo de aceite (una simple junta, posiblemente una arandela de unos pocos euros) provocó un fallo hidráulico que derivó en el accidente que le impidió pelear por el 'top 4' (lo de la pole era un poco optimista) más que factible.

La mala suerte se está cebando con Alonso notablemente. Mientras que a Ocon le está saliendo todo razonablemente bien y dentro de su particular plan, Alonso cuenta las carreras por motores estrenados y la situación se está tornando surrealista. La manta corta, en este caso, está dejando a Alonso con los pies y el pecho fríos. Algo tendrá que cambiar en Imola.

La temida 'Barrichellización' de Carlos Sainz

El abandono de Carlos Sainz y la colosal victoria de Charles Leclerc contrastan notablemente: ¿estamos ante una reedición de la era Barrichello - Schumacher?
Mostrar comentarios

Códigos Descuento