David de Gea se cae de la Selección: el portero que jubiló a Casillas nunca acabó de convencer

David de Gea y Robert Sánchez en un entrenamiento de la selección española.
David de Gea y Robert Sánchez en un entrenamiento de la selección española.
EFE

Una de las posiciones críticas en un equipo de fútbol, especialmente en una selección nacional, es la del portero. Tener un seguro bajo palos puede suponer la diferencia entre la gloria y el fracaso, como demuestran casos como el de Iker Casillas, clave en el ciclo de gloria de España, o Gianluigi Donnarumma, señalado por la debacle de Italia en la repesca contra Macedonia del Norte.

La salida (no buscada por su parte) de Casillas de la selección en la Eurocopa de 2016 propició el ascenso natural de David de Gea. El portero del Manchester United se ganó los galones no sin polémica tanto en la recta final de Vicente del Bosque, como con Julen Lopetegui, pero con la llegada de Luis Enrique fue perdiendo protagonismo. Su situación hizo volver el viejo debate de la portería, ya presente en la última época de Casillas, pero el carácter férreo y los resultados hicieron que Unai Simón se ganase el puesto de manera indiscutible. En la pasada Eurocopa, la reivindicación del portero del Athletic después de su mal inicio, le acabó de confirmar... para desgracia de un De Gea que ya se veía recuperando el puesto.

Con la reafirmación de Simón como el portero titular, el canterano del Atlético dejó de estar en el foco de las críticas (siempre fue señalado)... pero también de los planes del seleccionador. Mientras con el United seguía siendo un fijo, indiscutible y elogiado en la siempre competitiva Premier League, con España tenía que ver los partidos desde el banquillo y, si acaso, desfogarse en los entrenamientos como 'sparring' del elegido por Luis Enrique. 

La última vez que De Gea defendió la portería de España en partido oficial fue en octubre de 2020, en un encuentro que se perdió por 1-0 contra Ucrania. Desde entonces, nunca más.

La llamada de Luis Enrique

Que no haya estado en los amistosos contra Albania e Islandia es del todo sintomático, especialmente porque en esta convocatoria hubo cuatro y no tres porteros: Robert Sánchez causó baja el mismo día del partido contra Albania por problemas personales, y Luis Enrique llamó a Arnau Tenas desde la sub21. 

Consciente de la trascendencia en el vestuario del equipo, Luis Enrique le telefoneó para comunicarle antes de dar la lista de convocados que no iba a estar porque quería llamar al semidesconocido David Raya. La intención del asturiano era aprovechar esta concentración para probar con porteros más jóvenes... pero a De Gea no le convence.

Según publica el diario AS, el portero está muy enfadado por la situación y le dijo al seleccionador que para ser suplente, que mejor no le vuelva a convocar. El portero lo niega: está dispuesto a ir siempre con la Selección, aunque sea en un rol secundario.

Luis Enrique tiene una 'patata caliente' entre manos, pero De Gea nunca ha tenido los galones de un Casillas que, por su ascendencia, siempre fue indiscutible hasta el final. Además, a diferencia de aquellos últimos tiempos del mostoleño, ahora hay numerosas opciones para la portería: además de Unai Simón y Robert Sánchez, que parecen fijos, está el recién estrenado David Raya, que dejó muy buenas sensaciones a Luis Enrique, además de jugadores más veteranos como Kepa Arrizabalaga o Sergio Rico, ambos ya bregados con la Selección y que no pondrán problemas para ser segundo (o tercer) portero. 

Luis Enrique no dio pistas, y simplemente dejó el debate sobre De Gea en el aire hasta la próxima convocatoria, que será a finales de mayo para la disputa de los primeros partidos de la Nations League. "Lo que tenía que decirle se lo dije a él y si lo quiere hacer público, que lo diga él. Yo no tengo mucho más que añadir", afirmó tras el partido de Islandia en Coruña. A veces hay silencios muy elocuentes.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento